Julian Assange en el balcón de la embajada ecuatoriana en Londres, en mayo de 2017. Foto: EFE/AR

Los tuits sobre Puigdemont (y otros temas) que han aislado a Assange

stop

La embajada ecuatoriana dejó sin internet a Julian Assange por interferir en los conflictos de otros países con tuits sobre Puigdemont y el Reino Unido

Barcelona, 29 de marzo de 2018 (14:48 CET)

La embajada de Ecuador en Londres dejó sin internet a Julian Assange para prevenir que se comunique con el mundo exterior. El país sudamericano vela por que el creador de Wikileaks cese su interferencia en los conflictos políticos de otros países.

"La medida fue adoptada ante el incumplimiento por parte de Assange del compromiso escrito que asumió con el Gobierno a finales de 2017, por el que se obligaba a no emitir mensajes que supusieran una injerencia en relación a otros Estados", explicó la Secretaría Nacional de Comunicación del Ecuador.

Assange tuvo una semana muy activa en Twitter, donde cuestionó las acusaciones de que Moscú estuvo detrás del envenenamiento de un exespía ruso y su hija en el Reino Unido. Además, habló largo y tendido sobre el arresto de Carles Puigdemont en Alemania.

"En Alemania se burlarán del abuso de España de los poderes judiciales con fines políticos. Alemania es culturalmente sensible a tales abusos después de haber sufrido el totalitarismo nazi", tuiteó Assange el domingo 25 de marzo, tras el arresto de Puigdemont.

También informó de que España planea suspender el pasaporte de Puigdemont, comparó la persecución del expresidente catalán con la suya, y recordó la ejecución de Lluís Companys en 1940.

Assange tuiteó que la euroorden de arresto es un mecanismo que hace a las personas "desconfiar de la Unión Europea" porque "aculta el capricho de los funcionarios sobre los derechos de las personas".

Además, el martes Assange retornó a Twitter para manifestar: "No tendré derecho a hablar de prisioneros políticos con los que se haya interferido bajo ninguna circunstancia".

Sobre la crisis diplomática entre Rusia y el Reino Unido, criticó las declaraciones de la primera ministra británica, Theresa May, y la decisión de expulsar a los diplomáticos de Moscú en respuesta al envenenamiento del espía doble ruso.

"A pesar de que es razonable que Theresa May piense que el Estado ruso es el primer sospechoso, hasta ahora las pruebas son circunstanciales", señaló Assange.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad