Bruselas se pone el mono de trabajo para frenar la evasión fiscal

stop

Los ministros de Economía y Finanzas firman un protocolo para evitar la fuga de impuestos de grandes compañías hacia terceros países

Los ministros de Economía posan antes de participar en la reunión del Ecofin / EFE

Barcelona, 21 de febrero de 2017 (18:54 CET)

La Unión Europea (UE) se ha puesto el mono de trabajo para terminar con la evasión fiscal. Los ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) han acordado nuevas normas para impedir que las empresas eludan sus obligaciones fiscales con terceros países que no pertencen a la unión económica.

Por ello, han fijado una serie de criterios para dirimir qué lugares son "paraísos fiscales" o qué empresas practican "actividades offshore". Estos criterios se basan en dos ejes: su nivel de transparencia fiscal y su política impositiva. De esta forma, determinarán qué países deben entrar en la "lista negra" de la UE.

De momento ya se ha elaborado una lista preliminar de países a evaluar. Esta lista puede que se cierre a finales de año. La nueva directiva contra la evasión está dirigida a corregir las disparidades fiscales con países no europeos. El objetivo principal es evitar, en la medida de lo posible, que se produzcan escándalos como el acontecido con los papeles de Panamá.

El resto de puntos abordados en la reunión han versado sobre las exenciones para el sector financiero y la fecha de entrada en vigor de las nuevas disposiciones. El objetivo es completar las lagunas que algunas empresas utilizan para escapar al pago de impuestos, recurriendo a regímenes fiscales extranjeros más favorables. Antes de su entrada en vigor el Parlamento Europeo habrá de emitir su propio veredicto sobre la normativa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad