Dos enfermeras llevando una mascarilla facial. Foto: Efe/ Rafa Alcaide/Archivo
stop

El Gobierno suizo detecta un rebrote que revela una tendencia: "Solo se infectan los que van con protector facial de plástico sin mascarilla complementaria"

Barcelona, 19 de julio de 2020 (13:18 CET)

Varios empleados en un hotel han dado positivo por coronavirus en Suiza, además de un huésped. Mientras las autoridades del territorio de Graübunden, el cantón más grande del país, rastreaban el origen de los contagios, han encontrado una tendencia alarmante: solo se han contagiado aquellas personas que se protegían con visores de plástico.

Esto podría confirmar lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció hace tan solo unas semanas y es que el coronavirus se transmite por el aire mediante los aerosoles y otras circunstancias concretas.

Esta medida de protección —si bien tiene algunas ventajas como la comodidad al hablar, evitan tocarse la cara, ser fácilmente lavable o cubrir un área mucho más amplia del rostro— también tiene desventajas, dado que su contorno no está sellado a la cara y el aire podría seguir contagiando en caso de portar el coronavirus.

Rudolf Leuthold, jefe del departamento de salud cantonal en Graübunden, indicó que los protectores faciales eran el denominador común en las infecciones. “Se ha demostrado que solo aquellos empleados que tenían viseras de plástico estaban infectados. No hubo una sola infección entre los empleados con una máscara". 

Los protectores faciales han sido el denominador común en las infecciones en Suiza

Después del descubrimiento, el gobierno suizo anunció a la población que los protectores de plástico son una protección inadecuada y que solo deben usarse en combinación con una máscara facial. Leuthold indicó también al medio de noticias suizo 20 Minutes que un huésped del hotel se había infectado: "Sabemos que el huésped fue atendido por empleados con visores de plástico". 

Es mejor utilizar mascarilla

El martes, las autoridades sanitarias cantonales de Graübunden se manifestaron contra los protectores faciales de plástico. La doctora cantonal Marina Jamnicki señaló que los protectores faciales pueden crear una falsa sensación de seguridad cuando realmente son menos efectivos que las máscaras faciales. Por ello, se urge a que aquellas personas que quieran utilizarlas lo hagan únicamente acompañándolas de mascarillas tradicionales porque sino "no protegen".

Sobre este asunto, la OMS ha señalado en varias ocasiones que para el público en general las pantallas pueden considerarse como una alternativa “en el caso de que haya una escasez de mascarillas no médicas”. Y añade que son "inferiores a las mascarillas respecto a la prevención de la transmisión por gotas".

Esta medida de seguridad puede ser más favorable para algunos colectivos, como las personas con desórdenes de salud mental, problemas de desarrollo, sordera o dificultades auditivas y niños, indica la propia organización.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad