Caravana de vehículos en Italia a pesar de las medidas de confinamiento por el coronavirus / EFE

Italia se pone dura: confisca vehículos a quien viaje sin motivo

stop

El país también ha aumentado las multas para disuadir a los conductores de sus desplazamientos a menos que sea una causa plenamente justificada

Barcelona, 24 de marzo de 2020 (11:13 CET)

Las autoridades italianas estrechan el cerco ante la astucia de algunos italianos para saltarse el confinamiento y desplazarse lejos de casa con la excusa de ir a comprar. Por eso, el gobierno italiano estudia endurecer todavía más las medidas para aquellos que se salten las normas contra el coronavirus: multas mucho más elevadas e incluso confiscaciones de vehículos --en especial coches y bicicletas--.

Aquellas personas que decidan saltarse la norma recibirán una multa administrativa que va desde un mínimo de 500 euros hasta un máximo de 3 mil. Las sanciones económicas impuestas deberán pagarse en el momento. Estas medidas están previstas en el decreto que el gobierno ultima con el objetivo de endurecer los castigos, aunque alguna de estas medidas puede variar antes de que se conozca la versión final del texto, según publica La Stampa.

El decreto se tomará de forma regular, y no como uno promulgado por el Primer Ministro, tras una amplia discusión entre los partidos mayoritarios de Italia, también gracias a la capacidad del Presidente de la República, Sergio Mattarella, en un contexto tan delicado como son las restricciones de las libertades individuales de la ciudadanía. 

Medidas regionales muy duras

 Algunas regiones han impuesto por su cuenta medidas muy restrictivas, que van más allá de las que prepara el gobierno. El gobernador de Lombardía, Attio Fontana, emitió una orden para mutar con 5.000 euros a aquellas personas que no respetaran "la prohibición de reunirse en lugares públicos, sujetos a distanciamiento". En otras paralabras, todas personas que vayan más de dos juntas recibirán una sanción, aunque respeten la distancia de seguridad.

Otras regiones también han endurecido sus penas al margen del ejecutivo italiano. El el presidente de Anci y alcalde de Bari, Antonio Decaro, propone multar con 2.000 euros a aquellas personas que se resistan a respetar las restricciones y salgan sin motivo. Preocupado por lograr contener la propagación de Covid-19, el gobernador de Camanpia, Vincenzo De Luca, también había propuesto 15 días de arresto domiciliario a quienes se salten el confinamiento. 

Italia también ha endurecido el salvoconducto que necesitan los ciudadanos para justificar su presencia en la calle si les para la policía. El nuevo documento requerirá mucha más información, tanto del usuario como del motivo y lugar al que se dirige y con qué propósito. El documento restringe todavía más la posibilidad de cambiar de municipio, y el "regreso al hogar" desaparece del documento y en su lugar se añade la "urgencia absoluta". Además, se debe indicar dónde comenzó el movimiento y la dirección de destino.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus Italia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad