Nuria Marín (PSC) con Celestino Corbacho (Ciudadanos) en el pleno de la Diputación de Barcelona del pasado 11 de julio en el que la socialista se proclamó presidenta de esta corporación provincial. /EFE/ Quique García

No hay crisis: la Diputación de Barcelona sube todos sus sueldos

stop

Nuria Marín propone un incremento salarial simbólico del 0,25% para todos los empleados, incluidos los políticos, pese a que ya han disparado sus ingresos

Josep Maria Casas

Economía Digital

Nuria Marín (PSC) con Celestino Corbacho (Ciudadanos) en el pleno de la Diputación de Barcelona del pasado 11 de julio en el que la socialista se proclamó presidenta de esta corporación provincial. /EFE/ Quique García

Barcelona, 25 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

La Diputación de Barcelona que preside la socialista Nuria Marín propone aumentar los sueldos un 0,25% a todos los funcionarios, empleados, directivos, asesores y, por supuesto, a los políticos. Puede parecer un gesto simbólico, equivalente a una propina, pero en el caso de los miembros del equipo de gobierno, la mayoría ya ha visto como se han disparado sus ingresos desde que llegaron a la Diputación.

Según la propuesta que se someterá a votación en el pleno de este viernes, el incremento salarial se aplicará con efectos retroactivos desde el pasado 11 de julio, precisamente desde la proclamación del nuevo gobierno del PSC y Junts per Catalunya (JpC).

En el caso de Marín, este incremento del 0,25% tan solo le reportará 261 euros anuales más a su sueldo de presidenta. En realidad, Marín podía elegir entre dos sueldos públicos: el de alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat (80.010 euros brutos anuales, cerca de un 9% más que en el anterior mandato) y el de presidenta de la Diputación (que ahora con la ‘propina’ de 261 euros se elevará a 104.825). Eligió este último, que supone 24.815 euros más que el de alcaldesa.

En el caso del vicepresidente Ferran Mascarell o de la portavoz de grupo Neus Munté, ambos de Junts per Catalunya, el incremento del 0,25% tan solo supone 227 euros más. También prefirieron el sueldo de la Diputación (que pasará a ser de 90.899 euros brutos anuales) que el que habrían ingresado como concejales de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona (56.387 euros brutos anuales, o sea, 34.512 menos).

Por lo que respecta a los 4.076 empleados que tenía esta Diputación al cierre del pasado ejercicio, el incremento del 0,25% supondrá un añadido de 550.000 euros a los cerca de 220 millones presupuestados en gastos de personal. El aumento repercutirá tanto sobre las retribuciones básicas como en los complementos.

También aumentarán las dietas

La gratificación del 0,25% también se aplicará a las dietas que reciben los cargos electos para asistir a los plenos y comisiones informativas.

Otros beneficiados serán los asesores del gobierno provincial y los de los diversos grupos políticos. En ambos casos los nombran los partidos. Hasta este miércoles, se han contratado 66 asesores (ya toca a más de un asistente por cada uno de los 51 diputados) con un coste de cerca de 4 millones de euros, pero Junts per Catalunya todavía no ha completado su cupo. El partido de Quim Torra y Carles Puigdemont están colocando a sus adeptos poco a poco. El último, se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona este lunes.

Curiosamente, los dos socios del gobierno de Marín votarán juntos en el pleno de este viernes a favor del incremento salarial, pero los socialistas se opondrán a la moción propuesta por JpC para volver a colocar el lazo amarillo en la fachada de la Diputación. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad