El rey Felipe VI saluda al magistrado Pablo Llarena en la ceremonia de apertura del año judicial en el Tribunal Supremo, el 10 de septiembre. Foto: EFE/AD
stop

El partido de Albert Rivera busca cerciorarse de que el Gobierno "defenderá a la justicia española en su conjunto"

Economía Digital

El rey Felipe VI saluda al magistrado Pablo Llarena en la ceremonia de apertura del año judicial en el Tribunal Supremo, el 10 de septiembre. Foto: EFE/AD

Barcelona, 16 de septiembre de 2018 (17:36 CET)

La formación de Albert Rivera propondrá que el Congreso de los Diputados condene el "señalamiento y persecución" y el "acoso separatista" de los independentistas al magistrado Pablo Llarena, su familia y sus compañeros jueces y fiscales. Ciudadanos registró la proposición no de ley el 27 de agosto y la Cámara Baja la debatirá este martes.

El portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta, firmó la demanda de Ciudadanos para que el hemiciclo reconozca y dé apoyo a los jueces y fiscales ante "el acoso" que llevan sufriendo en los últimos tiempos, especialmente en Cataluña. El partido exige, en este sentido, al Gobierno de Pedro Sánchez que "articule una clara y abierta defensa de la jurisdicción española" de forma inmediata. 

Los principios de integridad e inmunidad jurisdiccional de la magistratura española merecen el espaldarazo del Ejecutivo, según sostiene el equipo de Rivera. Especialmente frente a la demanda civil presentada en Bélgica por Carles Puigdemont y sus consejeros prófugos contra Llarena. El Gobierno, después de afirmar lo contrario, ahora garantiza su defensa a Llarena, pero Ciudadanos quiere cerciorarse.

El Congreso votará si apoyar a los jueces ante el "acoso separatista"

Defender a Llarena "es una obligación, no una opción como pretende el Gobierno", aseguró Rivera cuando el Ejecutivo cambió de posición al respecto. Por ello, esta iniciativa se someterá a votación, emplazando a la Moncloa a cumplir con las medidas que solicitó el Consejo General del Poder Judicial y a "defender a la justicia española en su conjunto a la soberanía del Estado español".

Rivera recordó las pintadas en el domicilio de Llarena y su salida con escolta de un restaurante cuando fue increpado por separatistas, con el objetivo de que el Congreso reconozca el "acoso y la presión totalmente inaceptables e incompatibles con el principio de independencia judicial reconocido constitucionalmente" que sufren los jueces y fiscales en Cataluña.

La iniciativa seguramente contará con el apoyo también del PP, pero queda por ver la respuesta del PSOE y sus socios de gobierno, Podemos, ERC y el Pdecat, que en su momento criticaron que era más "sensato" que el Ejecutivo no defendiera al instructor del 1-O por una demanda sobre declaraciones realizadas a "título personal".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad