El juez Pablo Llarena, acusado por Puigdemont de vulnerar su presunción de inocencia. Foto: EFE/PA

Los CDR acosan a Pablo Llarena en la Costa Brava

stop

Un grupo independentista organiza un boicot que obliga a Llarena a salir escoltado de una cena en la que participó el líder del PP de Barcelona

Barcelona, 29 de julio de 2018 (18:18 CET)

Los policías que escoltan a Pablo Llarena tuvieron que protegerle la noche del sábado a la salida de una cena en la Costa Brava, después de que los Comités de Defensa de la República (CDR) compartieran en las redes sociales la ubicación del magistrado.

El instructor del caso del 1-O en el Tribunal Supremo (TS) compartía una mesa en el restaurante Cou Cou con varios comensales —entre ellos el líder del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz—, cuando una pequeña manifestación independentista comenzó a acechar establecimiento.

La información que inicialmente circuló en las redes de los CDR  indicaba erróneamente que Llarena estaba cenando con el hermano del líder del PP en la ciudad condal, el ex ministro de interior Jorge Fernández Díaz. Pero no era el caso.

Incluso Carles Puigdemont, imputado y condenado por el juez del TS, y que actualmente se encuentra en Bélgica, retuiteó varios mensajes que afirman que Llarena había compartido una comida con el ex ministro, cuando en realidad era con su hermano.

Llarena y Fernández Díaz cenaban cerca de un homenaje a Jordi Sànchez

Una serie de coincidencias confluyeron para que la cena de Llarena y Fernández Díaz (y, según Vilaweb, individuos que se identificaron como miembros del CNI) terminara interrumpida por las manifestantes secesionistas.

En paralelo al boicot de los CDR, que usaron sus redes sociales para advertir de la presencia de Llarena y el líder del PP barcelonés en un restaurante en Palafrugell, se celebraba a escasos dos kilómetros un homenaje al ex presidente de la ANC y líder de JpC en el Congreso, Jordi Sànchez.

Varios asistentes a la "cena amarilla" en apoyo a Jordi Sànchez no tardaron en reaccionar al ver los mensajes de los CDR y se desplazaron al restaurante a escrachear al juez. Varios vídeos publicados en las redes sociales muestran el acoso de los independentistas a Llarena al momento de su salida del local.

Interior reforzó hace unos meses el servicio de escoltas para los jueces después de que un grupo de los CDR dejaran pintadas en la supuesta residencia de Llarena en Cataluña. Estas escoltas se encargaron de sacar a Llarena y Fernández Díaz del lugar y, con ello, acabar con las protestas.

Además de Puigdemont, el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, también se hizo eco de la cena. "'Llarena, Fernández Díaz y miembros del CNI'. Fin de la cita", fue el mensaje de Torra al compartir la noticia en su cuenta de Twitter.

Los líderes independentistas están lejos de ser los únicos en hablar del tema en las redes sociales. El hashtag #Llarena era el segundo "trending topic" de Twitter cerca de las 18:00 horas del sábado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad