Un camarero desinfecta una mesa de la terraza de un bar en el centro de Madrid, el 29 de julio de 2020 | EFE/Mariscal

De Madrid a Mallorca: todas las fiestas populares arruinadas por Covid

stop

La semana del 15 de agosto se multiplican las fiestas populares. Madrid, Mallorca, Murcia o Elche son algunos de los muchos municipios que las suspenden

Daniel Domínguez

Un camarero desinfecta una mesa de la terraza de un bar en el centro de Madrid, el 29 de julio de 2020 | EFE/Mariscal

Madrid, 12 de agosto de 2020 (12:46 CET)

La temporada de verano ha sido tradicionalmente una de las épocas del año en las que se acumula la mayor cantidad de fiestas locales en las distintas ciudades y municipios de España. Sin embargo, los continuos rebrotes de coronavirus que se suceden por todo el territorio nacional ya han obligado a suspender un gran número de festividades, y, si las cifras no descienden, podría conducir a la cancelación de muchas más; dando un nuevo revés al sector turístico y hostelero de las pequeñas localidades.

Precisamente este fin de semana tendría lugar una de las más populares de Madrid, las conocidas como fiestas de la Virgen de la Paloma, que se celebraría desde el próximo sábado 15 de agosto. Una festividad que finalmente no se celebrará, según informó el Ayuntamiento de la capital a finales de abril, cuando canceló todas las fiestas programadas hasta, como mínimo, el próximo octubre. 

"El objetivo de esta decisión es prevenir situaciones que puedan facilitar el contagio como las aglomeraciones", explicó entonces el Consistorio en una nota de prensa. Con Madrid todavía en el foco del Ministerio de Sanidad ante unas cifras que no terminan de descender -en la última jornada se notificaron más de 3.000 contagios en todo el país-, finalmente el Ayuntamiento no levantará el veto. 

En Barcelona, aún falta más de un mes para que se celebren las populares fiestas de La Mercè, cuyo inicio se da cada año en la última semana de septiembre reuniendo a entre uno y dos millones de visitantes. Sin embargo, Barcelona -y en extensión Cataluña- ha sido, junto a Aragón, la región que más rebrotes ha sufrido a lo largo del verano, especialmente en la localidad de L'Hospitalet. 

Este mismo miércoles, la Generalitat ha notificado el primer descenso en los últimos días hasta los 458 contagios diarios, además de ocho fallecidos. Sin embargo, la cancelación de las fiestas se puede dar casi por sentada. Un ejemplo de ello es cómo algunas de las celebraciones que engloba van retirándose del cartel. La última, la popular Mostra de Vins i Caves, cuyos organizadores han anunciado que la edición número 40, prevista para este año, se pospondrá finalmente hasta 2021. 

Murcia, Elche o Mallorca, obligadas a cancelar

Si la situación en las grandes ciudades, con mayores concentraciones de ciudadanos, no invita a pensar que se mantendrán sus festividades, en las localidades de menor tamaño las perspectivas tampoco son mucho más positivas. A lo largo del verano se han producido diversas cancelaciones, todas ellas, por rebrotes de Covid-19. 

En Murcia, las fiestas del Bando de la Huerta, que debían haberse celebrado el pasado 14 de abril, no se celebrarán hasta el próximo diciembre. Así lo aseguró este martes el concejal de Cultura murciano, Jesús Pacheco, que señaló la primera semana de diciembre como la fecha más probable para la celebración de una de las grandes fiestas de la ciudad y que en un principio se había especulado con que podrían finalmente realizarse a lo largo del verano. En este sentido otra de las grandes fiestas de Murcia, el día de Romería, previsto para el 15 de septiembre, tampoco podrá celebrarse. 

Este jueves comenzarían en Elche los dos días de fiestas patronales que todos los años se celebran entre el 13 y el 14 de agosto; unas fiestas que también han sido suspendidas por el coronavirus. Para evitar alternativas de los ciudadanos, el Ayuntamiento anunció este miércoles que movilizará a 550 agentes de policía para velar para que se mantenga la prevención de posibles contagios. 

En Mallorca, el caso es algo más controvertido. A pesar de que la isla lleva recibiendo turistas, principalmente británicos y alemanes, durante todo el verano, municipios como Alaró, el último en sumarse a la cancelación, han tenido que suspender sus fiestas patronales para frenar la expansión del coronavirus. Al igual que el municipio Guadarrama, en Madrid, que también ha explicado este miércoles que finalmente no celebrará sus fiestas. Dos ejemplos de cómo el coronavirus también está obligando a los pequeños municipios a posponer sus mayores festividades. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus Rebrotes
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad