Varios países, como Corea del Sur, ya aprobaron el medicamento con anterioridad. Foto: Efe

Siete fármacos a la venta pueden evitar que el virus dañe las células

stop

Varios investigadores han identificado siete medicamentos ya aprobados que podrían interrumpir el proceso con el que el coronavirus secuestra las células

Barcelona, 02 de julio de 2020 (10:48 CET)

Investigadores internacionales han analizado cómo el coronavirus que causa la enfermedad de la Covid-19 secuestra las proteínas de sus células diana. A partir de eso, han descubierto que siete medicamentos podrían interrumpir ese proceso.

Y algo que facilitaría su aplicación específica en pacientes infectados de coronavirus a corto plazo es que ya se utiliza para otras causas y están formalmente aprobados en el mercado farmacéutico. Los expertos urgen a que se hagan ensayos clínicos para poder utilizarlos lo antes posible y frenar más muertes.

Actualmente, el coronavirus ha matado a más de 519.200 personas en el mundo y ha contagiado a más de 10,8 millones, por lo que cualquier avance en la cura de la enfermedad es una esperanza para el planeta. La Agencia Europea del Medicamento autorizó por primera vez un fármaco específico para tratar el coronavirus la pasada semana, el remdesivir. Sin embargo, los expertos alertan de que no es la panacea y que el medicamento realmente eficaz está por llegar.

La reciente investigación, publicada en la revista Cell, es capaz de demostrar la manera en cómo el virus cambia la actividad normal de la célula para promover su propia replicación e infectar a otras células cercanas.  Sin el organismo humano, los virus son incapaces de replicarse entre sí o propagarse. Es por eso que necesitan tomar el control de la maquinaria de su célula anfitriona y manipularla para producir nuevas partículas virales.

Concretamente, al alterar los patrones de fosforilación en las proteínas del huésped, el virus puede potencialmente promover su propia transmisión a otras células y a otras personas.

Los científicos evaluaron las proteínas de huéspedes y del virus que mostraron cambios en la fosforilación después de la infección por el SARS-CoV-2. Entonces fue que descubrieron que el 12% de las proteínas del huésped que interactúan con el virus estaban modificadas. Los fármacos se hallaron tras identificar las quinasas que tienen más probabilidades de regular estas modificaciones.

¿Cómo se comportan las células infectadas?

"El virus impide que las células humanas se dividan, manteniéndolas en un punto determinado del ciclo celular. Esto proporciona al virus un entorno relativamente estable y adecuado para seguir replicándose", explica Pedro Beltrao, jefe de grupo del Laboratorio Europeo de Biología Molecular a la agencia Efe.

También queda modificada, al estar infectada, la forma de la célula. Las células con el virus exhiben extensiones largas, ramificadas, como brazos, o filopodios. Estas estructuras pueden ayudar al virus a llegar a otras células cercanas en el cuerpo y avanzar en la infección.

A raíz de ello, los investigadores han logrado identificar siete compuestos —principalmente compuestos anticancerígenos y de enfermedades inflamatorias— que demostraron una potente actividad antiviral en experimentos de laboratorio.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad