Enfermos de cáncer y hepatitis, las nuevas víctimas de la política sanitaria

stop

El sindicato de Metges de Catalunya alerta del efecto disuasorio que tendrá el copago hospitalario

Varios medicamentos / EFE

19 de septiembre de 2013 (20:33 CET)

Primero fueron los jubilados afectados por el copago farmacéutico. Ahora es el turno de los enfermos de cáncer, hepatitis y otras enfermedades graves o crónicas, que a partir del 1 de octubre tendrán que asumir parte del coste de sus tratamientos de tipo ambulatorio.

El Ministerio de Sanidad ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una lista con los fármacos que se incluyen en el nuevo copago hospitalario. El departamento que dirige Ana Mato destaca en el texto que la aportación de los usuarios será “reducida”. Pero lo cierto es que los afectados deberán pagar el 10% del precio del medicamento con un máximo fijado en 4,20 euros por envase.

Medida aprobada sin diálogo


La asociación catalana de enfermos de hepatitis de Catalunya apunta que el coste no será menor. Algunos tratamientos requieren de entre tres y cuatro envases al mes, por lo que habrá pacientes que pagarán unos 15 euros mensuales durante el periodo que dure el tratamiento.

Pero el secretario general del sindicato de Metges de Catalunya, Francesc Duch, va más allá del coste económico. Se muestra estupefacto de que el Gobierno central haya comunicado la medida sin una previa negociación social, política e institucional.

Duch asegura que el copago hospitalario no busca tanto la recaudación como sí la disuasión de los enfermos que acuden a la farmacia hospitalaria. “Desde un punto de vista económico, 4,20 euros por cada frasco no lleva a nada (para las arcas del Estado) pero sí comportará un abandono de tratamientos. Es una injusticia social”, sentencia.

Unificar los fármacos hospitalarios


Además, cuestiona la aplicación del copago en los hospitales a una semana vista. Una apreciación que comparte el presidente de la asociación española de farmacia hospitalaria, José Luis Poveda, quien asevera que en tan poco tiempo será imposible organizar la estructura administrativa.

Pero Poveda celebra, a medias, la lista de fármacos hospitalarios publicada por el Gobierno. Hasta la fecha, había comunidades autónomas como Andalucía en las que muchos de los fármacos para pacientes de enfermedades crónicas y graves se dispensaban en los hospitales –por lo que no se cobra a los pacientes--, mientras otras, como Canarias, apenas había transferido medicamentos.

“Creo que había que normalizar el acceso en todas las Comunidades Autónomas, pero incluir el copago a estos pacientes es un error porque ni será recaudatorio ni disuasorio”, puntualiza.

La lista de los fármacos

La lista de fármacos sujetos al copago incluye medicamentos contra el cáncer de mama (Tyverb y la quimioterapia oral Xeloda), el cáncer de pulmón (Tarceva e Iressa) o el cáncer de próstata como es el Zytiga.

También se incluyen tratamientos contra leucemias (Tasigna, Sprycel o Glivec) y antivirales para pacientes con hepatitis C ( Ribavirina o Pegintron, entre otros), así como fármacos que tratan la artritis – Enbrel-- el Dificlir, para la diarrea o el Xolair, para el control del asma, informa Redacción Médica.

Desde Farmaindustria y la asociación española contra el cáncer no han querido hacer declaraciones al respecto. Justifican que es pronto para analizar una medida de la que han conocido los detalles este mismo jueves.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad