Errejón e Iglesias, en el Congreso, en una imagen de archivo. EFE/Ballesteros

Errejón e Iglesias hacen piña para poner líneas rojas a Pedro Sánchez

stop

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, Unidas Podemos y Más País, se prestan a pactar con Pedro Sánchez (PSOE) solo si deja de lado a Ciudadanos

Barcelona, 05 de octubre de 2019 (19:48 CET)

La celebración de las nuevas elecciones generales del próximo 10 de noviembre (10-N) está cada vez más cerca, y parece que cada vez son menos los partidos que quieren formar parte de la oposición y más aquellos que quieren pactar con el líder socialista, Pedro Sánchez, claro aventajado en los sondeos.

Si hace unos días el líder de Unidas PodemosPablo Iglesias, –que fue incapaz de llegar a un acuerdo con el PSOE– anunciaba a bombo y platillo que se prestaba a un pacto de coalición junto al nuevo partido de Íñigo Errejón, Más País, hoy ha sido el jefe de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha abierto la veda y ha cortocircuitado los planes de las fuerzas de izquierdas tras anunciar la retirada al veto socialista

Aunque parezca el segundo capítulo de El Príncipe de Maquiavelo, está claro que el peso de la recesión económica y la cuestión catalana van a hacer mella en la decisión de Sánchez, que deberá elegir entre un gobierno progresista de izquierdas o uno más moderado junto a Albert Rivera, aún con la incógnita de saber si el veto a Sánchez implica también un giro más centrista. 

"A pocas horas de que Rajoy y González hayan dicho que en este país tiene que haber una coalición difícil entre PP y PSOE, la única garantía es Unidas Podemos, por eso nosotros pedimos sacar toda la fuerza y energía para que el próximo 10 de noviembre le digamos a los 'Churchill' de Rajoy y González que son nada más que mayordomos de los poderes económicos", ha anunciado hoy Iglesias en un encuentro en Madrid. 

Tras el movimiento de Rivera, Errejón se ha apresurado a comunicar a través de las redes sociales que un pacto con Ciudadanos rompería de facto las posibilidades con Más País: "Si Sánchez mira a su derecha con Rivera, tendrá que seguir mirando más allá con el PP", escribía el líder e Más País en su cuenta tras el anuncio de los liberales. "Repetir elecciones fue una irresponsabilidad, pero hoy el bloque progresista crece y puede llegar a un acuerdo de Gobierno".

El respaldo de Rivera a Sánchez y el fin del veto tiene como condición un decálogo de reformas que el jefe del Ejecutivo debe estar dispuesto a negociar, entre ellas una ley electoral fijando un mínimo del 3% de los votos en toda España para obtener representación parlamentaria (dejaría fuera al soberanismo); una acción conjunta en Cataluña; una moderación de impuestos como el IRPF o la implantación de una tarjeta sanitaria única para toda España.

La expansión de Más País

Hasta ahora, Íñigo Errejón se ha movido con rapidez. Aún así, a tres días de que acabe el plazo para presentar las listas a las generales del 10-N, al partido de Íñigo Errejón le quedan varios flecos por cerrar, entre ellos cabezas de carteles significativos como el de Barcelona, para el que suena el exdiputado Raimundo Viejo.

Aunque se da por hecho que Más País se presentará en Barcelona, el partido no lo confirma. Lo mismo que sucede con Baleares. Lo que está claro es que habrá candidatura en otras 16 provincias. Serán Madrid, A Coruña, Pontevedra, Murcia, Zaragoza, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Cádiz, Málaga, Granada y Asturias, además de Vizcaya y las tres provincias de la Comunidad Valenciana, donde irá en alianza con Compromís.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad