stop

Felip Puig ha hecho carrera gracias a su amistad con el primogénito de los Pujol pero ha conseguido evitar verse envuelto en su caída

Josep Maria Casas

Economía Digital

Felip Puig en su etapa de consejero. Hizo una operación con el financiero Jordi Cuxart como el mismo reconoció públicamente. / EFE-TA

Barcelona, 09 de abril de 2017 (05:00 CET)

Después de que echaran a Fèlix Millet y Jordi Montull del Palau de la Música, Joan Llinares, el director contratado para poner orden en aquella institución, recibió una sorprendente llamada. Descolgó un teléfono que sonaba en el interior de un cajón del despacho que había ocupado Montull y, al otro lado del aparato, una voz se identificó como Felip Puig. Este preguntó si “el tema de los convenios [entre la Fundación Palau de la Música y la convergente Fundación Trias Fargas] estaba claro y si había más cosas”. Pues había muchas más cosas.

Llinares contó esta anécdota en su declaración como testigo en el juicio del caso Palau. En este no sólo se juzga el expolio perpetrado por Millet y Montull, sino las supuestas comisiones por la adjudicación de obra pública que Ferrovial pagó a Convergència a través de esta institución cultural. Pese a ser el último consejero de Obras Públicas del gobierno de Jordi Pujol, cuando se produjeron algunas de las polémicas adjudicaciones, Puig ni siquiera comparecerá como testigo en este juicio.

Puig ha salido indemne del caso Palau, así como del caso Adigsa, pese a que presidió esta empresa pública; del caso Info-Cobro, la financiera liquidada de Jordi Cuxart con el que hizo operaciones inmobiliarias, ... e, incluso, de las acusaciones que en su contra formuló el broker francés François Seroux. Este le acusó en una declaración policial de haberle planteado un supuesto soborno por la adjudicación de una obra en el Port Vell de Barcelona.

El acusador resulta acusado

Seroux deberá responder ahora por aquellas declaraciones. La Audiencia de Barcelona ordenó en marzo pasado al juzgado de instrucción número 21 de Barcelona que tome declaración como investigado a Seroux por posible denuncia falsa contra Puig. En 2015, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) archivó la causa contra Puig y, ahora, otro juzgado ordena investigar al denunciante, según precisan fuentes judiciales. Este proceso contra el broker francés ha sido posible gracias a Francisco Marco, el exdirector de la agencia de detectives Método 3. Marco ha aportado la grabación de una conversación que mantuvo con Seroux.

Incluso, Puig ha conseguido mantenerse al margen del caso Pujol pese a que se inició en política gracias a su amistad con Jordi Pujol Ferrusola. Estos eran compañeros de pupitre en la infancia, en el colegio Costa Llovera, y fueron inseparables hasta que estallaron los escándalos en la familia del expresidente de la Generalitat. La Udef ha investigado a fondo a Puig, su nombre aparece en los informes policiales por su relación con el primogénito de los Pujol, pero no han conseguido concretar ninguna acusación ante los juzgados. Desde este enero, Puig preside Tram, la empresa concesionaria del tranvía de Barcelona.

Felip Puig: en el Pdecat dicen que lleva un “caparazón” que le protege de la exposición a los Pujol

En el Pdecat, el partido heredero de Convergència liderado por Artur Mas, se asegura que Puig está protegido por una “coraza” porque ha estado durante décadas al lado de los Pujol en puestos claves del partido y de la administración de la Generalitat. Felip, el mayor de los hermanos Puig, ha salido indemne de su exposición a los Pujol, pero no sus dos hermanos: Oriol, director del Servicio Catalán de Meteorología de la Generalitat, y Jordi, exsocio de despacho y de aventuras financieras de Jordi Pujol júnior.

La fiscalía anticorrupción amplía el plazo para investigar a Oriol Puig

El fiscal anticorrupción Fernando Maldonado pidió en enero pasado un nuevo plazo para investigar la querella que presentó la CUP contra Oriol Puig por adjudicar contratos públicos a empresarios de su entono y del de la familia Pujol. Fuentes conocedoras del caso indican que la fiscalía ha pedido más tiempo para analizar estos contratos.

Oriol Puig: la fiscalía pide más tiempo para estudiar la querella interpuesta por la CUP

Tal como informó Economía Digital, Oriol Puig adjudicó diversos estudios para instalar un centro meteorológico en la cima del Montseny, un paraje que goza de las máximas protecciones ambientales y que, además, es propiedad del ministerio de Defensa. Pese a que el proyecto era inviable, adjudicó un estudio a un gabinete de arquitectura de un exsocio y otro a Entorn, una consultora ambiental en aquel entonces participada por la familia Sumarroca y dirigida por Pere Pujol Ferrusola. Oriol Puig sigue como alto cargo de la Generalitat.

Jordi Puig esquiva el caso Pujol

Jordi Puig, el benjamín, ha recibido una lluvia de denuncias desde que cayó en desgracia Jordi Pujol júnior, su exsocio. El abogado Jordi Ramon Sorni, que ha asumido su defensa en diversos asuntos, asegura que, al contrario de lo que apuntan muchas crónicas periodísticas, Jordi Puig no figura como imputado en el caso Pujol. Ha sido acusado en diversas ocasiones, pero no en el sumario del primogénito del expresidente de la Generalitat.

Sorni insiste en que muchas de las acusaciones se han archivado. Por ejemplo, la querella interpuesta por la mercantil Lakay, un fabricante de leds, que lo acusó de cobrar un pagaré sin haber hecho el trabajo. Debía buscarles socios y clientes. Otro inversor también se querelló contra Jordi Puig por un proyecto que no se llevó a cabo. El sepblac llegó a denunciarle en el juzgado por unas transferencias desde Gibraltar y Holanda. Todos esto está archivado, insiste Sorni, aunque asegura que desconoce en que fase se encuentran otros asuntos judiciales de los que han informado los medios porque él no se encarga de la defensa.

El empresario argentino Alfredo Seffeld denunció a Jordi Puig en los juzgados de la República Dominicana por presunta estafa en relación con un proyecto hotelero en Punta Cana. Otro empresario catalán lo denunció hace unos meses en un juzgado de Barcelona por un supuesto impago en la venta de una nave industrial de Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Todo ello ha aparecido en los medios. Los negocios del pequeño de los Puig entraron en barrena.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad