Miembros de los CDR en una manifestación contra la Guardia Civil y la Policía Nacional, el 3 de octubre de 2019 en Barcelona. Foto: EFE/AG

La AN cree que la Generalitat dirige a los CDR en la sombra

stop

La Audiencia Nacional está investigando la creación de un nuevo cuerpo especial catalán formado por personas procedentes del entorno independentista

Economía Digital

Miembros de los CDR en una manifestación contra la Guardia Civil y la Policía Nacional, el 3 de octubre de 2019 en Barcelona. Foto: EFE/AG

Barcelona, 12 de octubre de 2019 (12:24 CET)

La Audiencia Nacional está investigando en estos momentos la creación de un nuevo cuerpo especial catalán formado por un grupo de personas procedentes del entorno independentista, ajenas a la Generalitat pero en coordinación con ésta, que dirigen en la sombra a los denominados Comités para la Defensa de la República (CDR).

La investigación de la Guardia Civil y de la Fiscalía que dirige el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia tiene en estos momentos indicios de la existencia de este núcleo de colaboradores, que no forma parte del personal del Gobierno catalán de Quim Torra, pero que trabaja en sintonía con él.

Según El Mundo, este grupo de personas ha venido dando instrucciones a los siete detenidos de los CDR que planeaban un supuesto atentado con explosivos el día que se notificara la inminente sentencia del procés. Concretamente, tenían como objetivo la voladura de una torre de alta tensión o de comunicaciones en la provincia de Barcelona.

La información de El Mundo destaca que la investigación se está llevando a cabo en el marco de un procedimiento secreto vinculado al sumario de la denominada operación Judas contra los CDR. En estas diligencias se ha descubierto, por ejemplo, cómo este nuevo órgano mixto de inteligencia se ha venido dedicando a dar instrucciones concretas a los detenidos por pertenencia a organización terrorista, fabricación y tenencia de explosivos y conspiración para causar estragos.

En este sentido, precisan las mismas fuentes, se han interceptado comunicaciones en las que se animaba expresamente a los integrantes del denominado Equipo de Respuesta Táctica (ERT) a promover acciones violentas bajo el argumento de que constituían "una herramienta esencial para la independencia" de Cataluña.

Un operativo dirigido desde la Generalitat

A juicio de los investigadores, los detenidos en la operación Judas tenían consideración de "meros soldados" en un operativo que fue teledirigido por la Generalitat a través de lo que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ya ha bautizado en otras ocasiones, en referencia al Cesicat, que nació en 2009 oficialmente para controlar la seguridad de las telecomunicaciones catalanas, como el CNI catalán.

Sin embargo, el Ministerio Público sostiene que este organismo se ha acabado transformando en "una especie de Agencia de Seguridad Nacional, en el entendimiento de que constituye una de las estructuras básicas para el funcionamiento de Cataluña como Estado independiente". "Asumiendo para ello", como arguye la investigación en la operación Judas, "funciones que legalmente no le están asignadas por ser competencia del Estado".

Los CDR se desmarcan de la violencia

Los coordinadores de los CDR afirmaron este viernes que no avalarían nunca el uso de "explosivos y poner en riesgo la vida de otras personas", en referencia a la acusación de presunto terrorismo por el que siete miembros de la organización están en prisión.

"En los términos en los que se ha basado este último montaje policial, que habla de explosivos y de poner en riesgo la vida de otras personas, en ningún caso el colectivo avalaría la acción. Esta es una de las bases fundamentales del movimiento", han asegurado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad