Vista de la manifestación convocada por Societat Civil Catalana el 8 de octubre de 2017 bajo el lema "íBasta! Recuperemos la sensatez"

PP, Ciutadans y Societat Civil se contraprograman el peor día posible

stop

Partidos y entidades constitucionalistas diseñan su propia agenda para conmemorar la histórica manifestación del 8 de octubre y ponen en riesgo la unidad

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Vista de la manifestación convocada por Societat Civil Catalana el 8 de octubre de 2017 bajo el lema "íBasta! Recuperemos la sensatez"

Barcelona, 23 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

Cientos de miles de catalanes salieron a las calles de Barcelona el pasado 8 de octubre de 2017 para plantar cara al independentismo. Fue una manifestación inédita. Nunca antes se había visto semejante estampa en la Cataluña dominada por estelades y difícilmente volverá a verse. Pero aquella unidad de partidos y entidades constitucionalistas ya no es tal.

Los propios constitucionalistas lo admiten en privado. "Si convocamos una manifestación ahora mismo vienen 800", admiten, con cierto desconsuelo, protagonistas del éxito del 8 de octubre de 2017.

Sin embargo, pasado un año, todos quieren coger la bandera de aquel espíritu del 8 de octubre aunque sea para pasearla en solitario. El presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, fue el primero en anunciar esta semana la convocatoria de "un gran acto de movilización" de cara al próximo domingo, 7 de octubre. Nadie en el presunto frente constitucionalista se adhirió a la idea.

Los populares, de hecho, no han vuelto a insistir en ella y ahora preparan una rectificación sin hacer ruido. El PP catalán pretendía ser el catalizador de un nuevo gran acto, pero el resto de las fuerzas constitucionalistas no quiere conceder este papel a los populares. 

García Albiol habló de "un acto transversal, organizado por el PP, pero abierto al conjunto de la sociedad", pero no va a haber tal. De hecho, en la sede de la calle Urgell ya se están moviendo los hilos en otra dirección en busca de una alternativa.

Societat Civil organiza su propio acto

Societat Civil lo tiene claro. Piensa marcar su propia agenda. Prepara un acto en Barcelona, pero no será en las calles, sino en un espacio cerrado. Y no se hará de la mano del PP, aunque "por supuesto que la gente del PP estará invitada, como siempre, igual que la de Ciutadans y la del PSC", dicen en la entidad.

"El PP se ha equivocado, no tiene sentido que sea un partido quien intente unir a todos los constitucionalistas. La manifestación del 8 de octubre de 2017 la convocó Societat Civil", recuerdan en la entidad.

Un año después, el clima que propiciaba salir a las calles de Cataluña con la bandera de España en la mano para decir basta al independentismo se ha evaporado. "Nadie percibe que vaya a producirse un nuevo golpe separatista o que la Generalitat haya dado un paso en este sentido", argumentan quienes descartan la idea de convocar una gran manifestación españolista.

Ciutadans se siente ajeno a todo esta dinámica porque se siente con fuerza para hacer su propio camino y se basta como el gran representante de los catalanes que quieren ser unidos al resto de españoles. Los de Inés Arrimadas, al igual que vienen haciendo en los últimos tiempos, harán la suya. En realidad, todos lo acabarán haciendo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad