Torra irá a juicio por los lazos amarillos

Quim Torra irá a juicio por los lazos amarillos

stop

El presidente de la Generalitat será procesado por un delito de desobediencia o de denegación de auxilio a la autoridad

Barcelona, 27 de junio de 2019 (11:34 CET)

Quim Torra será juzgado por su negativa inicial a retirar de las dependencias de la Generalitat los lazos amarillos y otros símbolos y mensajes en favor de los líderes independentistas. El president desoyó la orden proveniente de la Junta Electoral Central (JEC)

El juez instructor de la causa abierta contra el presidente de la Generalitat en la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Carlos Ramos, ha completado la investigación, y ve indicios para procesarlo por un delito de desobediencia.

Torra se negó en primera instancia a retirar los símbolos en favor de los presos en periodo electoral, y tras la resolución de la JEC que le instaba a hacerlo, dilató la decisión varios días. La junta electoral dio de plazo a Torra hasta el 19 de marzo, pero el president retrasó la retirada del lazo amarillo que colgaba del balcón de la fachada principal de Palau de la Generalitat varios días alegando que esperaba la recomendación del Síndic de Greuges, Rafael Ribó.

Regateos de Torra a la junta electoral

Torra accedió a  la retirada el día 21, alegando que se lo había recomendado el defensor del pueblo catalán. que no tiene competencias en el asunto. Pero en realidad, el president ya conocía la postura de Ribó desde hacía más de una semana

De todos modos, Torra todavía forzó más la situación, sustituyendo el lazo amarillo de la Generalitat por uno blanco. 24 horas después, y después de que la conselleria de Economía, en manos de Esquerra, fuera la primera en retirar los símbolos de su fachada, el lazo blanco también fue retirado del Palau.

Ese mismo día, la fiscal general del Estado, María José Segarra, ordenó a la Fiscalía de Cataluña presentar una querella contra el presidente catalán por el "incumplimiento consciente y reiterado" de las resoluciones de la JEC.

Ahora, la fiscalía tiene que presentar su escrito de acusación. Si mantiene el cargo de desobediencia, Torra se arriesgaría a una condena de multa de entre tres y12 meses y de inhabilitación para ejercer cargos públicos por un período de entre seis meses y dos años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad