Manuel Valls, a la izquierda, conversa con Albert Rivera, en una imagen de archivo. EFE/Ángel Díaz

Rivera cortocircuita un pacto de Manuel Valls con el PSC

stop

El líder de Ciudadanos vuelve a airear sus diferencias estratégicas con su candidato a la alcaldía de Barcelona

Anna Pujol

Manuel Valls, a la izquierda, conversa con Albert Rivera, en una imagen de archivo. EFE/Ángel Díaz

08 de abril de 2019 (13:51 CET)

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, no sólo ha rechazado la propuesta de su candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, de buscar alianzas con los socialistas tras el próximo ciclo electoral, sino que ha tratado de cortocircuitar un pacto en Barcelona con el PSC porque es "un partido sin remedio". 

Rivera considera que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, "se parece cada vez más a un nacionalista", puesto que esta campaña incluso ha sugerido que se debería dar salida a un posible referéndum en Cataluña si los independentistas alcanzan el 65% en Cataluña.

Con estas declaraciones, el líder de Ciudadanos se reafirma en su postura de no pactar con Pedro Sánchez e ignora los consejos de Valls, que pedía a "los grupos constitucionalistas" (PP, PSOE, Ciudadanos) a pactar y rehuír de las propuestas de Vox y de los independentistas. 

Rivera intentó concentrar el voto en torno a su partido con el argumento de que "cuantos más escaños tenga Ciudadanos, más moderado será un gobierno de coalición" con los populares, a quien mantiene la puerta abierta para un posible pacto de gobierno.

Aunque no rechaza un pacto con Vox, el líder de los naranjas desconfía de los "populismos" del partido de Santiago Abascal: "A los partidos populistas se les gana mejor haciendo propuestas y hablando de España que pasando todo el día insultando", sostiene Rivera, que discrepa con varias de las políticas de esta formación. 

Ciudadanos y el "trompazo" socialista

El líder de Ciudadanos mantiene su veto a un pacto con el PSOE, aunque considera que las cosas podrían cambiar en caso de debacle electoral.  "Otra cosa sería que los socialistas se peguen un trompazo tras las elecciones y cambien su estrategia", es decir, descarten pactar con Podemos y los partidos nacionalistas. Una situación que Rivera considera muy poco probable.

Llegado ese caso, Rivera considera que el PSC podría corregir y buscar una alianza con la plataforma de Valls para Barcelona, aunque, según Rivera, Iceta está más cómodo con la candidata de En Comú - Podem, Ada Colau, que con el alcaldable de los naranjas. "Y eso lo dice cada día", remarcaba el líder de la formación. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad