Salvador Illa en la comisión de sanidad del Congreso, en el que defendió el conteo de fallecidos de coronavirus del Ministerio de Sanidad. EFE
stop

Salvador Illa responde ante la polémica de los fallecidos en Cataluña y asegura que siguen criterios europeos y datos homogéneos de las CCAA

Xavier Alegret

Economía Digital

Salvador Illa en la comisión de sanidad del Congreso, en el que defendió el conteo de fallecidos de coronavirus del Ministerio de Sanidad. EFE

Barcelona, 16 de abril de 2020 (21:00 CET)

España ha llegado a un punto al que nunca habría querido llegar: no sabe cuántas personas están falleciendo por el coronavirus, la sociedad ya es consciente de ello y las autoridades parecen haber asumido que nunca lo sabrán. Cataluña levantó la liebre la noche de este miércoles y desató una tormenta que dejó claro que España vive en la penumbra, pese a que estamos hablando de vidas humanas, por la falta de coordinación entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, que se escuda también en los protocolos europeos.

Los datos oficiales del Gobierno, a partir de la información que recibe de las CCAA, reflejan que han muerto 19.130 personas víctimas de la Covid-19, pero según aseguraron varias administraciones autonómicas, estas cifras solo cuentan los fallecidos en hospitales y previo diagnóstico mediante un test. El ministro Salvador Illa defendió con la boca pequeña este criterio, mientras que Fernando Simón admitió que será muy difícil tener los datos reales. Para terminar de generar confusión, fuentes de Sanidad aseguraron que también se cuentan los muertos fuera de los hospitales.

Hace semanas que quedó patente que los datos diarios que ofrecen el Gobierno y las CCAA no incluyen a los fallecidos que no han sido diagnosticados mediante un test. Pero Cataluña decidió incluir un nuevo matiz en el conteo de este miércoles: además de su cifra diaria (3.855 víctimas), confesó que no contaba fallecidos fuera de los hospitales y que empezaba a hacerlo ahora porque ya recibía datos de las funerarias. Sumandolos, el número de muertos ascendía a 7.097, casi el doble.

La Comunidad de Madrid se alineó con Cataluña para atacar al Gobierno por el conteo de los muertos por coronavirus

La diferencia está en que esta cifra incluye a los fallecidos en casa (456) y, sobre todo, en residencias para la tercera edad (1.810). En todos los casos, también habían dado positivo en un test, pero no se contaban porque, al no haber muerto en el hospital, la comunidad no tenía constancia inmediata del deceso. Es por ello que la Generalitat ha tenido que esperar a tener los datos de las funerarias, que hacía semanas alertaban de que los datos oficiales no concordaban con la realidad que estaban viviendo.

El Govern no se limitó a dar el dato y Quim Torra explicó el porqué de este nuevo conteo y defendió que el objetivo es dar una información más fiable a la ciudadanía. Cosas de la vida política, la Comunidad de Madrid, y concretamente el vicepresidente, de Cs, coincidió por el presidente catalán. Ignacio Aguado valoró que el dato contando los muertos en las residencias era el más razonable y aseguró que las CCAA excluían estas muertes por orden de Sanidad.

Illa y Simón, ¿respuesta coordinada?

La tormenta era ya un hecho, tras los datos nuevos y las declaraciones, cuando el ministerio salió a dar la cara. Casi simultáneamente, comparecieron Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, como cada mañana, para valorar los datos diarios, y el ministro Salvador Illa en la Comisión de Sanidad del Congreso. Ni confirmaron ni desmintieron, pero su defensa de la actual metodología, y el hecho de que las cifras diarias –que publicaron más de media hora más tarde de lo habitual– no incluyeran los nuevos casos en Cataluña, dejaron claro que Torra y Aguado tenían razón: las 19.130 víctimas son solo en hospitales.

Ante toda la oposición, que como no podía ser de otra manera, preguntó por las cifras, Illa defendió el conteo de Sanidad: “Lo hacemos como nos indican los protocolos internacionales y europeos, no lo podemos hacer de otra manera. Los datos que tenemos que reportar son los que el Ministerio cada día da a conocer”, zanjó el político del PSC. Dado que los que había dado a conocer un rato antes no incluía las víctimas diagnosticadas en residencias catalana, quedaba patente que ahí es hasta donde quiere llegar por ahora el Gobierno.

Simón dio más explicaciones pero no aclaraciones. Al contrario, sembró más dudas al considerar no fiables los datos de las CCAA reportados por las funerarias y admitir que no será posible tener la cifra real de decesos: "Ni teniendo unas muy buenas estadísticas vamos a poder tener una cifra real de fallecidos por coronavirus. Contabilizamos todos los muertos a los que se le han hecho la prueba y que son los que nos notifican las comunidades autónomas".

Sanidad admite que "ni con unas muy buenas estadísticas vamos a poder tener una cifra real de fallecidos" por coronavirus

Con estas declaraciones, parecía desmentir que solo se contasen los de los hospitales, pero echó agua al vino cuando se refirió específicamente a los datos de Cataluña y las peticiones de otras CCAA de contar los datos de las funerarias: "Tenemos que discutir mucho con ellos sobre qué significan realmente estos nuevos casos procedentes de las residencias y funerarias porque no tenemos la seguridad, y tenemos que valorar con ellos si tienen diagnóstico de coronavirus previo o no”, añadió Simón.

Consultadas por este medio, fuentes de Sanidad señalaron a las comunidades y aseguraron que el Ministerio “recoge los datos de fallecidos que le suministran las CCAA teniendo en cuenta que son personas con un resultado positivo, fallezcan donde fallezcan”. Por tanto, no solo en hospitales. Pero a la luz de los datos publicados este jueves por el propio gabinete, o se trata de una respuesta falsa o, como insinuó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, no se fían de los datos de Cataluña.

El Gobierno se agarra a los protocolos internacionales en el conteo de contagiados y víctimas mortales porque es el más estricto médicamente. Sanidad no puede considerar casos positivos o fallecidos por coronavirus a personas no diagnosticadas aunque tuvieran todos los síntomas. Pero en los casos reportados por las funerarias catalanas, a priori se trata de confirmados, por lo que no se justifica que no se consideren más que por un celo máximo respecto a la fiabilidad de los datos. Veremos en los próximos días.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad