Cataluña incumple el 25% de castellano en las aulas y el Gobierno mira para otro lado

El Gobierno ignora el incumplimiento del 25% de clases impartidas en castellano en Cataluña y deja este asunto en manos de las administraciones catalanas

Isabel Celáa./ EFE

Isabel Celáa./ EFE

Tres meses después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) obligara a la consellería de Educación a garantizar un 25% de asignaturas en español, la Generalitat no ha movido ficha para que la sentencia se cumpla. Al revés. ERC dejó claro que no cumpliría mientras estuviera al frente del departamento. Y mientras tanto, el Gobierno de Pedro Sánchez mira hacia otro lado: “Respetamos las decisiones de los tribunales, a los que corresponde realizar el seguimiento y la garantía del cumplimiento de sus sentencias”.  

Esta es la respuesta que da el Ejecutivo, recogida por El Mundo, a una pregunta parlamentaria realizada por la exdiputada de Ciudadanos, Marta Martín, en la que le pide una valoración de la sentencia y las actuaciones que pretende llevar a cabo el Ministerio de Educación. Así, el Gobierno deja en manos de las administraciones catalanas y los centros educativos la responsabilidad de que se cumpla con la justicia.  

“Garantizar que todo el alumnado alcance ese aprendizaje y la manera de lograrlo corresponde a la administración educativa y a los centros”

«El Gobierno tiene que velar por que se cumpla no sólo el derecho, sino la obligación de que el alumnado adquiera, a lo largo de su paso por el sistema educativo obligatorio, altas competencias en castellano y en la lengua oficial de su comunidad autónoma”. Y añade: “Garantizar que todo el alumnado alcance ese aprendizaje y la manera de lograrlo corresponde a la administración educativa y a los centros”.  

Manifestantes de naranja protestan contra la aprobación de la Ley Celaá, que suprime el castellano como lengua vehicular / EFE
Manifestantes de naranja protestan contra la aprobación de la Ley Celaá, antes de su aprobación en el Congreso de los Diputados / EFE

ERC mantiene su posición al respecto. Fuentes del partido han asegurado al citado diario que no acatarán las órdenes de la justicia catalana y que su intención es cambiar la Ley de Educación de Cataluña (LEC) para evitarlo. Su idea es que cada docente decida en qué lengua desarrollar la asignatura, a excepción de Lengua Castellana. 

Solo se imparte el 18% de las clases de Primaria en castellano

Según el TSCJ, basándose en los datos proporcionados por el propio Govern, en tan solo 184 colegios se cumple ese 25% de clases impartidas en castellano. La media es de un 18% en Primaria, 19% en la ESO y 26% en Bachillerato. 

Marín ha criticado que la ministra negara “en reiteradas ocasiones lo que la sentencia pone en evidencia”. Y lo lleva haciendo desde hace mucho tiempo. De hecho, en julio de 2018 declaró: “La comunidad autónoma catalana está cumpliendo con la cooficialidad de las lenguas en cuanto a conocimiento suficiente y expresión de los alumnos y alumnas se refiere”. Pero según la justicia catalana no era así, 

Carles Martínez (ERC): “Hemos recurrido la sentencia” 

“Hemos recurrido la sentencia. Seguramente haremos otra cosa, porque dar porcentajes homogéneos es un contrasentido pedagógico”, aseguró Carles Martínez, secretario de Políticas Educativas de la Generalitat el dirigente de ERC en una entrevista en El Mundo, el pasado mes de febrero. “Que un tribunal nos diga que tenemos que aplicar un 25% muestra una clara desconfianza hacia los profesionales de la educación”, agregó. 

Su propuesta pasa porque sean los profesionales de cada centro los que, a partir de su proyecto educativo, determinen de qué manera hay que aprender las lenguas, según las necesidades y el contexto de los alumnos.