Colau culpa a Aena de su ‘no’ a la ampliación de El Prat

La alcaldesa de Barcelona, una de las voces más beligerantes contra la obra, avisó de que el gestor aeroportuario debe dar "un paso atrás" para lograr su favor

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), durante una visita al barrio del Bon Pastor de Barcelona. EFE/ Quique García

El Ayuntamiento de Barcelona no da su brazo a torcer tras el acto empresarial a favor de la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat. El consistorio de la capital catalana se opuso desde el primer momento al proyecto y este jueves la alcaldesa, Ada Colau, defendió que Aena “debe dar un paso atrás en el planteamiento cerrado” que presentó para la extensión de una de las pistas y la creación de una terminal satélite.

En una entrevista concedida a Betevé, Colau criticó la actitud del gestor aeroportuario. “Aena nos dice: si queréis inversión me tenéis que decir que sí”, lamentó. “O me dejáis arrasar para hacer una ampliación o no pongo ni un euro”, añadió la edil barcelonesa.

El consistorio se opuso desde el primer momento al proyecto de la cotizada que preside Maurici Lucena por razones medioambientales. La operación afecta a terrenos protegidos del Delta del Llobregat. La misma postura es compartida por el resto de ayuntamientos de la zona.

Por ello, tanto Barcelona en Comú como Esquerra Republicana de Catalunya votaron en el Ayuntamiento contra de los planes de la compañía controlada por el Gobierno. “Es antiguo hacer escoger entre ecología y economía”, defendió la concejal de Urbanismo de Colau, Janet Sanz.

No obstante, la propuesta dividió al equipo de Gobierno. El PSC, que se ha mostrado partidario de la ampliación desde el primer momento, votó a favor. Lo mismo hicieron PP, Ciudadanos y Barcelona pel Canvi –la plataforma de Manuel Valls–.

La Generalitat propone una mesa de trabajo

Con los empresarios a favor y el Ayuntamiento de Barcelona en contra, el Govern trata de eludir el debate de la reforma del Aeropuerto. La oposición insistió este miércoles al president, Pere Aragonès, para que se posicionase, pero el president eludió mojarse.

En su comparecencia, el presidente catalán evitó pronunciarse. Recordó que se trata de un tema complejo que requiere un trabajo conjunto entre administraciones y pospuso la decisión a lo que decida la mesa de trabajo que se constituirá en los próximos días, donde se prevé que participen Aena, el Gobierno, la Generalitat y los ayuntamientos afectados.  “No es un tema binario entre economía o biodiversidad”, defendió.

No obstante, el resultado final no depende ni siquiera de él. La decisión sobre la ampliación se tomará en Bruselas. Los terrenos afectados dentro del complejo natural del Delta del río Llobregat están protegidos dentro de la Red Natura 2000, que cuenta con la máxima protección y cuya recalificación depende de la Unión Europea.

Carles Huguet