Comienza la vacunación masiva contra la Covid-19 en Reino Unido

La lucha contra el coronavirus suma otro hito. Inicia la primera vacunación masiva en el mundo con la inyección de 800.000 dosis esta semana en Reino Unido

Para ilustrar la trascendencia del momento, hay que decir que la negociación definitiva con la Unión Europea para consagrar el brexit es la segunda noticia en orden de importancia que saldrá de Reino Unido esta semana. La campaña de vacunación contra el coronavirus, la primera de Occidente, es lo que realmente tiene al mundo con toda la atención puesta en Gran Bretaña.

Está todo listo para aplicar la primera de las 800.000 dosis de la vacuna de Pfizer y Biontech que ya llegaron a Reino Unido, cuya campaña de vacunación dará inicio este martes, una semana después de que las autoridades autorizaran su uso de emergencia en tiempo récord. Será la primera vez en nueve meses de pandemia que se vacune en masa fuera de los ensayos clínicos.

La mayoría de países no ha aprobado aún ninguna vacuna y no se prevén muchas otras campañas de vacunación masiva en el resto del mundo antes de enero de 2021. Pero Reino Unido no quiso esperar, aceleró los procesos y dio luz verde más rápido que nadie, convirtiéndose así en el primer gran laboratorio de la joven vacuna en el mundo.

Si sale bien, será un hito para toda la civilización. Si sale mal, la ansiedad será también compartida por el grueso de la humanidad.

Habrá “millones” de vacunas de Covid en diciembre

Las primeras 800.000 dosis de la vacuna de Pfizer y Biontech —cuya eficacia es de más del 95%, según los resultados de sus ensayos clínicos— ya llegaron a Reino Unido este pasado domingo, dos días antes del inicio de la vacunación. Pero el Gobierno asegura que habrá “millones de dosis” durante este mes de diciembre. Cada inmunización requiere dos dosis.

Las vacunas estarán disponibles este martes en unos 50 hospitales de Inglaterra, pero también llegarán a centros sanitarios de Escocia, Gales e Irlanda del Norte. El Gobierno, además, está estudiando los resultados de las vacunas de Moderna y Oxford-Astrazeneca, de forma que también podrían aprobarse este mes e incrementar el volumen de inmunizaciones.

Los mayores de 80 años y los sanitarios están entre los primeros que recibirán la vacuna. Las dosis deben aplicarse con 21 días de diferencia, de forma que los efectos más generales tanto de la campaña como de la propia vacuna —asuntos que las agencias de salud de todo el mundo sin duda monitorizarán— podrían empezar a verse ya en enero.

Una tarjeta que se dará a los pacientes que se vacunen contra la Covid-19 en Reino Unido para recordarles la cita para inyectar la segunda dosis | EFE/EPA/GF/Archivo
Una tarjeta que se dará a los pacientes que se vacunen contra la Covid-19 en Reino Unido para recordarles la cita para inyectar la segunda dosis | EFE/EPA/GF/Archivo

La compleja logística de la vacuna de Pfizer

Reino Unido tiene aseguradas 40 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y Biontech, pero la mayoría no llegarán hasta 2021. Las primeras 800.000 llegaron este pasado domingo en contenedores superfríos, pues las dosis deben almacenarse a temperaturas bajo cero o, en su defecto, aplicarse en pocos días antes de que dejen de funcionar.

Este lunes, una empresa especializada en logística médica ha realizado controles para garantizar que no hubo daños durante el transporte de las vacunas desde la planta de fabricación de Pfizer en Bélgica hasta el país. Cada caja contiene cinco paquetes con 975 dosis, que deberán abrirse y desempacarse de forma manual para su análisis antes de su entrega en los hospitales.

La logística debe ser muy precisa, pues para almacenarse a -70 grados Celsius debe ponerse en congeladores de temperatura ultrabaja, que ahora mismo son menos de 60 en el sistema sanitario británico. Esto implica que debe haber una estrategia clara para que, cuando se saquen de allí y se descongelen (algo que demora unas horas) no pasen más de unos días a temperatura de frigorífico en los centros de salud.

Esta logística se podría complicar aún más a partir del 14 de diciembre, cuando se prevé que se hagan entregas no solo en los hospitales sino también en consultorios médicos y otros centros de atención. El plan de vacunación dispone que la cantidad de hospitales y centros médicos que la recibirán irá incrementando gradualmente en los próximos meses.

De momento no se entregarán vacunas en las residencias de mayores porque los paquetes con 975 dosis son indivisibles, así que por ahora es imposible llevar cantidades pequeñas de dosis a estos centros.

Emoción y escepticismo en Reino Unido por la vacuna

Espero que este sea el comienzo del fin de la pandemia“. Así se ha expresado este lunes a The Guardian Katie Stewart, anestesióloga de un hospital escocés que previsiblemente podrá vacunarse en breve contra la Covid-19. “Me siento un poco aprensiva, pero sobre todo absolutamente encantada y emocionada de que esté aquí y de que me la voy a poner”, ha añadido.

“Saber que las vacunas están aquí y que estamos entre los primeros en el país en recibir la vacuna y, por lo tanto, entre los primeros en el mundo, es simplemente asombroso”, ha explicado a Associated Press Louise Coughlan, farmacéutica jefa adjunta de un hospital de Londres. “Estoy muy orgullosa”.

Pero, al igual que está pasando en muchas partes del mundo, también hay mucho escepticismo sobre la vacuna. Estos últimos meses ha sido creciente la población que asegura que prefiere no vacunarse inmediatamente para esperar a ver los efectos de las primeras vacunaciones en terceros.

Dos terceras partes de la población de Gran Bretaña están dispuestas a vacunarse, pero muchos británicos también expresan preocupación por la velocidad a la que las farmacéuticas han desarrollado las vacunas y por los posibles efectos secundarios.

También están los antivacunas, que los expertos temen que tras esta campaña de vacunación sean más de los que creían. “Estamos encontrando que, a raíz de la pandemia, las teorías de conspiración pueden haberse generalizado; ya no están confinadas a los márgenes”, dijo a Reuters el profesor de Oxford, Daniel Freeman.

“Alrededor de una cuarta parte de la población de Reino Unido tiene esos pensamientos. Otra cuarta parte piensa constantemente en términos de creencias conspirativas, y alrededor de una de cada diez personas parece tener una tasa muy alta de respaldo a las teorías de la conspiración”, explicó Freeman.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para lograr la inmunidad de grupo contra el coronavirus debe vacunarse entre el 65% y el 70% de la población.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.