La crisis judicial cuesta 250.000 votos a Feijóo en favor de Sánchez y Abascal

Vox ‘roba’ en un mes 136.271 votantes al PP, mientras que 115.468 sufragios socialistas que en octubre absorbía Feijóo se han quedado por el camino

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, en Lisboa. EFE/EPA/MANUEL DE ALMEIDA

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, en Lisboa. EFE/EPA/MANUEL DE ALMEIDA

Alberto Núñez Feijóo llegó con fuerza a Génova en abril para presidir el nuevo PP y curar a un partido que la guerra entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso había dejado herido. Y aunque se presentó al dirigente gallego como una figura moderada con espíritu de Estado, a los dos meses de su aterrizaje en la capital se produjo una fuga de votos de Vox al PP. El líder popular subía en vertical en las encuestas. Incluso al inicio del curso político se hizo con medio millón de votos de Pedro Sánchez. Ahora, más de medio año después, el efecto Feijóo se desinfla. Y la pérdida se produce de lado a lado, de izquierda a derecha.

Noviembre no está siendo un buen mes para el líder de la oposición. O al menos así lo indican los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que dirige el socialista Felix Tezanos. Respecto a octubre, y con las elecciones autonómicas y municipales a la vuelta de la esquina, Vox roba 136.271 de votantes al PP, mientras que 115.468 sufragios socialistas que en octubre absorbía Feijóo se han quedado por el camino, según los datos del último barómetro. En total, la pérdida es de 251.739 papeletas.

El líder del PP Alberto Núñez Feijoo durante el pleno del Senado del pasado martes. EFE/ Kiko Huesca

La crisis judicial pone entre las cuerdas a un PP que el 27 de octubre decidió romper las negociaciones con el PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuando todo apuntaba a que habría acuerdo. Sobre todo después de los toques de atención que llegaron desde la Bruselas tras la dimisión del presidente del organismo, Carlos Lesmes. El 39% de los encuestados culpa a los populares de este fracaso, mientras que el 21% responsabiliza a los socialistas.

Al final la ministra de Justicia, Pilar Llop, no iba del todo desencaminada cuando dijo que la renovación de los órganos judiciales era un tema recurrente en las conversaciones de autobús. Los españoles -siempre según el CIS- han decidido castigar al PP por esta decisión. Y parece que el revés en las conversaciones PP-PSOE pasa más factura a Feijóo que la eliminación del delito de sedición por parte de Sánchez. El PSOE se mantiene intacto y no hay ni rastro de castigo por esta decisión que favorece a los condenados por el procés.

El PP pierde en un mes más de 100.000 votos del PSOE

De hecho, si ahora se convocara a las urnas, los de Sánchez se haría con el 32,7% de los votos. En cambio, los de Feijóo caen un punto y medio, hasta el 27,2%, por lo que la ventaja de los socialistas se dispara en 5,5 puntos. Si el mes pasado el PP se hacía con el 6,5% de los votos de quienes en 2019 depositaron su papeleta en favor del PSOE, ahora este porcentaje se reduce al 4,8%.

Esto se traduce en una pérdida de 115.468 apoyos (de los 441.493 votos de octubre a 326.025 en noviembre). Por comparar, el septiembre el traspaso era del 7,6% -516.207 sufragios-, lo que indica que cada vez menos votantes socialistas optarían por respaldar a Feijóo y pasarse al otro bando en unas elecciones generales. En este sentido, el CIS no es el único que muestra este desencanto de los socialistas con el líder popular. La última encuesta de 40db, publicada por El País, también reveló que Feijóo había dejado de seducir al PSOE.

La fuga de votantes del PP a Vox en noviembre

Y también ha dejado de ser atractivo para 136.271 votantes de Vox. Mientras que el mes pasado el PP absorbía al 7,6% de quienes se decantaron hace cuatro años por Santiago Abascal, ahora esta cifra se reduce al 4,9%. Los simpatizantes con la formación de extrema derecha lo tienen claro: el objetivo es sacar a Sánchez del Gobierno, y para ello, Vox instó la semana pasada al PP para que presentara una moción de censura contra el presidente del Gobierno. Pero esta jugada no gusta en Génova, ya que saben que no salen las cuentas.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha presentado ests domingo la "Agenda España", en el acto de cierre de "Viva 21. La España en pié" en el recinto de IFEMA, en Madrid. EFE/David Fernández
El presidente de Vox, Santiago Abascal. EFE/David Fernández

Tras meses de caídas de Vox -la llegada de Feijóo a Génova afectó a la formación- ha logrado un impulso: pasan del 8,8% de octubre, a conseguir el 10,1% de los apoyos este mes. El partido se mantendría como cuarta fuerza política en el Congreso y con un resultado de cinco puntos menos de los que consiguió en 2019. Pero deja atrás la mala racha que se acentuó tras el fracaso de Macarena Olona en las elecciones andaluzas.

Lo que está claro es que, aunque el CIS sea la única encuesta que da como ganador de las elecciones al PP, Feijóo no lo tendrá fácil para llegar a Moncloa en solitario. Ningún sondeo pronostica que se repita a nivel nacional la mayoría absoluta de Andalucía o la Comunidad de Madrid. La única forma sería que Vox se hiciera fuerte y entre los dos superaran los 176 escaños necesarios para la mayoría absoluta. Y, como era de esperar, según Tezanos, esto no va a ocurrir.