Cs y Vox acusan a PSOE y PP de repartirse RTVE “como cromos” e ignorar el criterio de los expertos

"Los de siempre deciden saltarse los criterios y nombrar a personas a dedo", critica Ciudadanos sobre el pacto de PSOE y PP para renovar RTVE

La sede de RTVE de Prado del Rey, en Madrid | RTVE/Archivo

La sede de RTVE de Prado del Rey, en Madrid | RTVE/Archivo

Los implicados en las negociaciones celebran estos días que se acerque a término el concurso público para elegir un nuevo consejo de administración de Radio Televisión Española (RTVE). Los críticos prefieren no llamarle “concurso” sino “paripé”, y lamentan la oportunidad perdida para que los vocales del ente no los adjudicaran a dedo los partidos políticos.

Más de tres años después de haberse modificado la ley “para recuperar la independencia” de RTVE, el concurso público para elegir al consejo de administración con la mediación de un comité de expertos ha quedado totalmente desfigurado. Y mientras PSOE y PP se reparten las sillas (dejando algunas para Podemos), Ciudadanos y Vox se desmarcan por completo.

El pasado 10 de febrero, ambas formaciones votaron en contra de avalar la idoneidad del casi centenar de aspirantes al consejo de RTVE. Ciudadanos solo apoyó la idoneidad de los veinte finalistas elegidos por el desoído comité de expertos. Y Vox, que alguna vez ha propuesto cerrar la televisión pública, hace una enmienda a la totalidad del proceso.

Cs: “Nosotros no vamos a participar”

La negativa de Cs es llamativa, en el tanto fuentes conocedoras de las negociaciones han explicado a este periódico que la repartición del consejo de RTVE dará cuatro vocales al PSOE, tres al PP, dos a Podemos y uno que habría sido ofrecido al partido que dirige Inés Arrimadas o bien a alguna fuerza nacionalista como el PNV o Esquerra.

Pero fuentes de Cs dicen a Economía Digital que el partido “no va a nombrar vocales para RTVE, ni va a participar del pasteleo del resto de partidos que pretenden repartirse los medios de comunicación públicos como si fueran cromos”. El diputado naranja Guillermo Díaz acusó a PSOE, PP, Podemos y Vox de “cargarse” el concurso público en diciembre.

La formación de Arrimadas fue una de las que impulsó en primer lugar que el consejo de RTVE se designara vía concurso público versus los nombramientos políticos de toda la vida. Por ello dio su última batalla el 10 de febrero, cuando solo avaló a los finalistas del cribado de los expertos, entendiendo que fueron seleccionados “por mérito y capacidad”.

Las fuentes de Cs insisten en que “nosotros no vamos a participar” ahora que “los de siempre deciden saltarse los criterios y nombrar a personas a dedo“. “Nosotros creemos en la libertad de prensa y en la no injerencia política, y vamos a seguir obrando en consecuencia”, zanjan desde el partido.

Vox: “No es un concurso”

Vox tampoco se ha apuntado a la negociación porque lo de RTVE “no es un concurso” sino el resultado de “negociaciones por debajo”, según el diputado Víctor Manuel Sánchez del Real. El partido de Santiago Abascal era crítico del concurso público y ahora también censura la solución que acordaron PSOE y PP para cargarse dicho concurso público.

“Sospechosamente, hace unas semanas PP y PSOE se ponen de acuerdo para reabrir el proceso con la excusa pelegrina de que estaba mal seleccionado el comité de expertos que esos mismos partidos habían seleccionado. Hemos visto que todo este proceso ha sido un paripé para que el PP y el PSOE alcancen su acuerdo por debajo”, ha asegurado Sánchez del Real.

El representante de Vox entiende que el concurso está “viciado en el origen, manoseado por el bipartidismo y en absoluto va a garantizar la refundación de RTVE”. E ironiza en que este va a ser el pacto de la ‘triple P’, por el inaudito concurso de PSOE, PP y Podemos. “Es malo para España, es malo para RTVE y deja claro que la única oposición a la ‘triple P’ es Vox”.

Lamentando que vuelvan a “resolverse los consejos de administración en oscuras habitaciones”, Sánchez del Real ha calificado de “opaco” el proceso y ha criticado que se haya hecho “perder el tiempo” de decenas de candidatos y de los expertos del comité que durante meses analizaron todas las propuestas de los aspirantes.

“El concurso de RTVE ha pasado a mejor vida”

El comité de expertos advirtió de que este momento podría llegar desde hace meses. El concurso público fue aprobado antes de la primera legislatura de Pedro Sánchez y desde entonces ha habido dos elecciones generales y naturales cambios parlamentarios, no solo en el hemiciclo sino entre los letrados de las Cámaras, y con ellos algunos criterios.

Así, si en 2018 había un consenso inusual en torno a que era necesario cambiar el proceso de nombramiento de los vocales de RTVE, ya para finales de 2020 había quedado claro que la voluntad política no era la misma. Varios recursos contra el concurso y contra el comité de expertos ayudaron en esa tarea, y lo cierto es que concurso, lo que se dice concurso, ya no es.

Varios miembros del comité de expertos han lamentado este desenlace, entre ellos el presidente de dicho grupo, Diego Carcedo, que en declaraciones a este periódico tras confirmarse el entierro del concurso decía: “¿Para qué he estado pendiente de esto durante meses? Siento que se despreció nuestro trabajo de manera poco explicable“.

Mauricio Fernández, otro de los expertos consultados, ha señalado recientemente que “el concurso público, que aspiraba a imprimir criterios profesionales a la selección, ha pasado a mejor vida“. “Qué gran oportunidad perdida”, añadió, asegurando que desde hace semanas que “el pescado ya estaba vendido y las cartas de la baraja marcadas”.

“Se vuelve a poner palos en las ruedas de la reforma democrática de RTVE, instando a una regresión hacia los prolongados y endémicos procesos que caracterizaron en España la gestión y el control de RTVE, marcados por las cuotas de militantes partidistas por encima de sus conocimientos, sus méritos y su adecuación”, criticó Fernández.

La plantilla: “Los consejeros no son cromos”

El intercambio de sillas de RTVE sucede en un contexto de inestabilidad en la corporación, con Rosa María Mateo como administradora ‘provisional’ única desde hace tres años y Enric Hernández como el “comisario político” del Gobierno de Pedro Sánchez en la casa, según le llaman desde los partidos de la oposición hasta los sindicatos de la empresa.

Estas circunstancias favorecieron la creación de la organización de trabajadores RTVE Sin Personal, que asegura no tener nexos sindicales ni políticos y que ha hecho de la lucha contra la externalización de programas (muy común en la dirección de Mateo y Hernández) su bandera en el último año, en el que el grupo se ha movilizado casi todas las semanas.

En un comunicado sobre los avances para nombrar un nuevo consejo de RTVE, la plataforma ha destacado que el concurso público con el comité de expertos debía servir “para la valoración de los mejores proyectos de gestión y no quedar en el olvido siendo reemplazado por un cambio de cromos“.

“Desde nuestro colectivo entendemos que el criterio de la elección debería basarse exclusivamente en la valoración de los proyectos de cada candidato y su experiencia en la gestión de los distintos ámbitos profesionales inherentes a la corporación pública”, reza el comunicado.

“En ningún caso, las urgencias o agendas políticas, las cuestiones ideológicas o la política de cupos deben ser claves en la elección de los miembros del consejo de administración”, añade RTVE Sin Personal. El Congreso elegirá a seis de los diez vocales del ente este jueves, y después el Senado hará lo propio, antes de que la Cámara baja designe al presidente.