El Congreso rechaza levantar la ‘mordaza’ a los jueces y señala que no tienen legitimidad para reclamar

PSOE y Podemos recuerdan al CGPJ que el organismo no puede reclamar al Poder Legislativo que revise sus decisiones.

La Mesa del Congreso ha rechazado este martes que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pueda emitir un informe y ser escuchado sobre la reforma del organismo que plantea el Gobierno para limitar sus funciones mientras no sea renovado. El PSOE y Unidas Podemos han impuesto su mayoría parlamentaria en la Mesa del Congreso para tramitar esta reforma cuanto antes, recalcando que los jueces no tienen legitimidad para reclamar al Poder Legislativo que revise sus decisiones.

El Ejecutivo continúa con el ‘hacha de guerra’ levantada hacia los jueces para esquivarlos y aprobar cuanto antes su reforma del CGPJ. Cabe recordar que la norma afecta directamente a las competencias constitucionales de los magistrados y que, tanto PSOE como Unidas Podemos, han impedido en el Congreso que los jueces se puedan pronunciar sobre ella, ni siquiera el resto de partidos. De ahí que la llamen “mordaza” a la Justicia.

En el acuerdo adoptado, se recuerda al CGPJ que, conforme al Reglamento del Congreso, cuando un diputado o un grupo discrepa de una decisión de la Mesa de la Cámara pueden solicitar su reconsideración.

Así lo ha hecho el PP con un escrito que todavía está pendiente de resolución. Sin embargo, los partidos que conforman el Gobierno de coalición advierten al órgano de los jueces que no tienen competencias para recurrir: “Dicha norma (el reglamento) no contempla ningún otro sujeto legitimado para solicitar la reconsideración de los Acuerdos de esta Mesa, por lo que no procede acceder a la solicitud de reconsideración”, remarca el escrito de la Mesa del Congreso.

Los socialistas insisten en que, conforme al reglamento y a los precedentes, la Mesa tenía la potestad para decidir si pedía o no informe al CGPJ sobre la proposición de ley de PSOE y Podemos, y en este caso decidió por mayoría que no. PP y Vox votaron en contra del Ejecutivo.

“Limitar el principio de autonomía”

Uno de los miembros de la Mesa, el secretario primero, Gerardo Pisarello, miembro de Unidas Podemos, dijo en rueda de prensa que aceptar que el CGPJ enmendara una decisión del Congreso supondría “limitar el principio de autonomía” del Poder Legislativo.

“Aquí hay división de poderes y el recurso del CGPJ no cabe”, recalcó, incidiendo en que, si fuera la Mesa del Congreso quien hiciera determinadas juicios sobre decisiones del Poder Judicial, “sería considerado una barbaridad”.

PSOE y Unidas Podemos, con el apoyo de sus socios de investidura, incluyeron la semana pasada y por sorpresa el debate de enmiendas a la totalidad para acelerar la reforma del CGPJ sin escuchar al resto de partidos ni a los propios jueces, en quienes recae de facto la norma.

El CGPJ ya lamentó el “caso omiso” que le hizo el Gobierno a este órgano en diciembre, cuando también señalaron que su reforma podría ser un camino peligroso en lo que concierne a la libertad.