El PP pedirá al Congreso que quite la mordaza de PSOE y Podemos a los jueces

El Partido Popular presentará un escrito de reconsideración a la Mesa del Congreso para que los jueces tengan voz ante la reforma del CGPJ que plantea el Gobierno y que afecta a sus competencias constitucionales.

PSOE y Unidas Podemos se unen en el Congreso para vetar que los jueces del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) puedan considerar la reforma que propone el Gobierno antes de limitar sus funciones. El Partido Popular presentará un escrito de reconsideración a la Mesa del Congreso para quitar la ‘mordaza’ a los magistrados. Así lo han asegurado fuentes populares a Economía Digital. Desde el PP consideran un “atropello” que el CGPJ no tenga voz ante una propuesta que afecta de lleno a sus competencias constitucionales.

Por 16 votos a favor, el pleno del CGPJ solicitó al Congreso a mediados de diciembre poder emitir un informe que valorase la reforma que plantea el Gobierno para limitar sus funciones e impedir así que Carlos Lesmes pueda continuar realizando nombramientos, ante la incapacidad política de renovar los órganos judiciales.

Este miércoles, el ‘rodillo parlamentario’ compuesto por Unidas Podemos, PSOE y sus socios de Presupuestos ganaron a los votos negativos de PP y Vox. Así, el Gobierno de coalición despeja cualquier crítica y contratiempo que vaya en contra de sus intereses y la rapidez por aprobar la norma.

De hecho, desde Moncloa apostaron por que fueran los grupos parlamentarios PSOE y UP los que presentaran la iniciativa como proposición de ley a fin de eludir la obligación de recabar informe previo de los órganos constitucionales, como son el CGPJ, el Consejo Fiscal y el Consejo de Estado.

Desde el PP advierten en que la urgencia no está en ningún caso justificada, y recuerdan los avisos desde la Unión Europea al comisario de Justicia sobre las reformas que atañan al poder judicial de los países miembros.

Los populares registraron una solicitud similar ante la Mesa alegando que la reforma promovida por PSOE y Unidas Podemos es “manifiestamente inconstitucional” y que la “maniobra” de tramitarla como proposición de ley y no como proyecto de ley, evitando así los informes preceptivos del CGPJ y el Consejo de Estado, “evidencia claramente que se trata de imponer un Gobierno de los jueces ideológico, no profesional e independiente, formado por personas con tendencia ideológica de izquierdas”. Sin embargo, también esta propuesta fue rechazada por la mayoría de la Mesa compuesta por PSOE, Unidas Podemos y sus socios.

Los jueces están “preocupados” y “molestos”

Desde el órgano que dirige a los jueces se han visto sorprendidos. No se esperaban que este tipo de “sugerencia” se fuera a vetar en la Mesa del Congreso y, a su vez, se muestran “preocupados” y “molestos”. Esgrimen que se trata de una reforma que les afecta directamente a sus competencias y deberían de poder emitir un informe consultivo al respecto.

Asimismo, señalan que “las prisas no son buenas consejeras”, en relación a que consideran que detrás de esta decisión se esconde la rapidez del Ejecutivo por sacar esta reforma adelante.

El CGPJ ya se mostró en desacuerdo con la propuesta del Gobierno de coalición y no sólo solicitó poder emitir informe y argumentos contra la misma, sino que también requería pedir el pronunciamiento de la Comisión de Venecia y de las propias asociaciones de la judicatura. Una postura que fue respaldada por el Partido Popular en Bruselas.

El texto aprobado subraya la “exigencia de dar audiencia a todas las partes implicadas ha sido establecida por las instituciones europeas interpretando lo dispuesto en el artículo 19.1, párrafo segundo, del Tratado de la Unión Europea (TUE) en relación con el respeto a los principios propios del Estado de Derecho, entre los que ocupa un lugar destacado la independencia judicial que constituyen el fundamento de la Unión”.

Lesmes continúa con los nombramientos

El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, no se asusta ante los vetos del Gobierno y continúa con los nombramientos para seguir adelante con su actividad. Este miércoles retomó las entrevistas a los candidatos que optan a la presidencia de ocho audiencias provinciales y la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Tras cubrir las plazas vacantes en el Tribunal Supremo, cuya situación era la más urgente por la jubilación de varios de sus miembros, especialmente en la Sala de lo Penal, el Consejo continúa con los trámites para nombrar, entre otros, a los presidentes de las Audiencias. Los primeros en comparecer ante los vocales del CGPJ son los candidatos a presidir las de Cantabria, Granada, Almería, Illes Balears y Ciudad Real.