El feminismo en Podemos se rompe y el ala crítica con Irene Montero monta un partido

"El Ministerio de Igualdad no ha hecho nada. Esperamos contundencia, no un tuit", señala la presidenta de 'Feministas al Congreso'

La ministra de Igualdad, Irene Montero. EFE/Quique García

La ministra de Igualdad, Irene Montero. EFE/Quique García

La unidad el torno al feminismo en Unidas Podemos se rompió hace tiempo. Lo cuentan desde dentro y también aquellas que se salieron al no entender a dónde quería llegar la ministra de Igualdad, Irene Montero, con la ‘teoría queer’. Tampoco comprendieron a la exvicepresidenta Carmen Calvo. Muchas se sintieron «huérfanas» ante las peleas constantes del Gobierno de coalición que, a su juicio, no representa una verdadera «agenda feminista».

Han pasado meses y algunas se han armado de valor para defender el feminismo clásico. Mujeres que luchan por llevar la «agenda feminista» a las instituciones. Así se definen las integrantes de ‘Feministas al Congreso’, el nuevo partido político que esta semana se presentó en sociedad para intentar obtener un escaño en las próximas elecciones generales. Profesoras, juristas y hasta una crítica de cine es el perfil que esconden las mujeres que se sitúan a la cabeza de esta formación. Pero también son viejas conocidas en movimientos como el 15-M, ahora Unidas Podemos.

Algunas de estas caras poco conocidas, para la sociedad en general, militaron en Unidas Podemos e intentaron impulsar la concepción del feminismo clásico a las instituciones. Sin embargo, las tesis a favor de la autodeterminación de género, en especial la Ley Trans defendida por la ministra de Igualdad, Irene Montero, provocó su escasa participación con los morados hasta salirse por completo y admitir que se quedaron «huérfanas» de representación política.

Alguna de ellas hizo oposición interna dentro de Podemos al proyecto de norma para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI. Es aquí donde surge la idea de crear un nuevo partido que defienda este espacio y al calor de la cruel ‘guerra’ que mantuvieron la exvicepresidenta socialista Carmen Calvo y Montero a costa de dictar la agenda feminista.

Feministas al Congreso busca «restituir la agenda feminista» y rellenar un hueco en la oferta electoral al sentirse «preocupadas por la ausencia de representación política». De su comisión ejecutiva forman parte la presidenta Pilar Aguilar, escritora, ensayista y crítica de cine.

Sus obras se han centrado en el papel de las mujeres en el cine y su imagen en los medios audiovisuales. En sus redes sociales se ha mostrado crítica con las feministas del PSOE y de IU, pidiéndoles en su cuenta de Twitter «que sigan el ejemplo de las de Podemos e interpelen a sus partidos», si bien fue una de las que se manifestó en contra de la Ley Trans de Irene Montero. 

«El Ministerio de Igualdad no ha hecho nada. Esperamos contundencia, no un tuit. Debería estar presionando y pactando con todos los ministerios para mejorar la vida de las mujeres, pero no es su caso», apunta Aguilar rotunda.

El partido completa su ejecutiva con la profesora de Sociología de la Universidad Complutense Fátima Arranz en la vicepresidencia, la psicóloga Puri Liétor en la secretaría general; la profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona Juana Gallego en la vicesecretaría general primera y la doctora en Derecho, Sandra Moreno, en la vicesecretaría general segunda.

«Los partidos eran ciegos a nuestras demandas y pensamos que no nos quedaba otra que fundar nuestro propio partido y dejar de ser dóciles», explica Aguilar. El boca a boca ha hecho efecto estos días y en el día de su presentación (pasado martes) todas afirmaron estar «abrumadas» por la cantidad de peticiones de afiliación, también del ‘mundo Podemos’ al no sentirse representados por Irene Montero.

«Queremos reclamar políticas que acaben con el abuso a las mujeres en todos los sectores y podamos combatir con medidas consistentes y concretas la feminización de la pobreza«, defienden.