El PP se suma a la protesta para rebajar el IVA de las peluquerías

Una enmienda para reducir este impuesto obligaría a votar de nuevo los Presupuestos de 2022 y da baza a ERC para seguir batallando con la Ley Audiovisual

La plataforma "La rebelión de las tijeras rotas" protesta frente al Senado para reclamar la bajada del IVA de este sector en los presupuestos generales del Estado de 2022. EFE/ David Fernández

La plataforma «La rebelión de las tijeras rotas» protesta frente al Senado para reclamar la bajada del IVA de este sector en los presupuestos generales del Estado de 2022. EFE/ David Fernández

El portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto, se sumó este jueves a la protesta organizada por los profesionales de la peluquería y estética a las puertas de la Cámara Alta para reclamar la bajada del IVA del 21% al 10% en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022.

El PP decidió este jueves abandonar el Pleno del Senado, donde la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó el proyecto de cuentas públicas para sumarse a las protestas de este sector.

Cabe recordar que fue el Partido Popular quien subió el IVA al 21% para estos servicios, pero en estos momentos piden al Gobierno de Pedro Sánchez su rebaja porque «hay que tener altura de miras y ante la crisis hay que bajarlo de nuevo», insisten a las puertas del Senado donde numerosos profesionales han decidido raparse en señal de protesta.

Con carteles señalando «Nos rapamos por el IVA» o «No más vetos» se abrió paso el portavoz del PP en el Senado para criticar al actual Ejecutivo: «El PSOE perdió la votación para que el IVA volviera a ser del 10%, esa votación fue anulada bochornosamente por la actual ministra de justicia», respondió Maroto.

En este contexto, los profesionales de peluquería han recordado que el Senado ya aprobó la bajada del IVA al sector, pero la por aquel entonces presidenta de la Cámara y ahora ministra de Justicia, Pilar Llop, anuló la votación.

A raíz de aquello, el PP consiguió que tras la anulación de la votación, la Cámara se posicionara de nuevo a favor, pero esta vez de una manera simbólica, con una moción que fue aprobada en el mes de septiembre.

Por ello, el sector de la imagen personal mantiene su reivindicación, que, según aseguran, cuentan con el apoyo de 24 de los 25 partidos políticos con representación parlamentaria, y espera que se haga posible este jueves en la tramitación de los Presupuestos en el Senado.

Sin duda, un acto reivindicativo y de protesta dentro de la campaña de «la rebelión de las tijeras rotas» que pide ajustar sus impuestos a la consideración de trabajo «esencial», como se le dio durante la etapa del confinamiento.

La enmienda obligaría a devolver el debate sobre las cuentas al Congreso

Pero lo cierto es que una enmienda para reducir este impuesto al 10% podría obligar a votar de nuevo las cuentas públicas de 2022 y devolver el debate a un Pleno Extraordinario al Congreso y los socialistas no están por la labor. Con la incertidumbre de qué sucedería finalmente con la enmienda, que podría consolidarse si la oposición se reafirma en ella. 

Esta enmienda, además, se antoja como comodín de ERC para que siga presionando al Gobierno por la Ley Audiovisual y la famosa cuota del 6% del catalán en Netflix.

Los republicanos podrían aprovechar la protesta de los peluqueros para ejecutar su amenaza de reabrir los Presupuestos en el Senado y meter en un brete al Gobierno en su estrategia de máxima presión para imponer en la norma un porcentaje para las lenguas cooficiales.

El Gobierno considera que no puede obligar, con la directiva europea en la mano, a Netflix, HBO o Disney+, y ahora andan negociando una solución que calme el enorme enfado de ERC por sentirse engañado. De momento, la tensión por que se abra el melón de las cuentas públicas en el Senado se palpa en el ambiente.