Esto es lo que piensan los partidos sobre el confinamiento domiciliario por CCAA

Cs ha ofrecido al Ejecutivo de Pedro Sánchez sus votos en el Congreso para aprobar un nuevo estado de alarma, mientras que el PP no descarta hacer lo mismo para apoyar a las CCAA en las que gobierna

Inés Arrimadas y Pablo Casado, durante una reunión. / EFE

Inés Arrimadas y Pablo Casado, durante una reunión. / EFE

El confinamiento no entra dentro de los planes del por ahora ministro de Sanidad, Salvador Illa. Y eso que ya son muchas las voces que se lo piden: desde las comunidades autónomas -en las que el Gobierno dejó caer toda la responsabilidad ante la cuarta ola de coronavirus, pasando por funcionarios, colegios de médicos y hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aseguró que muchos países europeos deberían anunciar encierros para frenar la covid.

Mientras el candidato del PSC en las elecciones catalanas del próximo 30 de mayo se resiste, el resto de partidos van tomando cartas en el asunto. Ciudadanos ha ofrecido al Ejecutivo de Pedro Sánchez sus votos en el Congreso para aprobar un nuevo estado de alarma que permita el confinamiento domiciliario. Una opción que incluso se plantea ahora también el PP, que el pasado mes de octubre se obtuvo a la hora de votar esta norma después de su negativa en lasa últimas prórrogas antes del verano.

El motivo es sencillo: hasta tres autonomías gobernadas por el PP y Ciudadanos han solicitado permiso para el encierro en los hogares. Castilla y León, Murcia y Andalucía solicitaron en el Consejo Interterritorial de Salud de esta semana que al menos esta posibilidad estuviera encima de la mesa. También lo han hecho ejecutivos socialistas como el de Asturias, mientras que el de Extremadura no lo descarta.

El PP se plantea apoyar un nuevo estado de alarma que permita confinar

Pablo Casado, presidente del PP.

“Lo lógico es que si una comunidad autónoma lo pide, pueda actuar y tomar todas las medidas que considere necesario, ya que al fin y al cabo los gobiernos autonómicos son los que tienen más conocimiento de la situación”, aseguraron fuentes de Génova a La Razón. Por lo tanto, el PP se plantearía ahora apoyar un nuevo estado de alarma que facilite a las autonomías tomar la decisión de confinar o no. “Si el Gobierno plantea algo, lo estudiaremos”, añadieron fuentes de la dirección a El País.

Pablo Casado ya dejó entrever su postura este jueves en una visita a la Cámara de Comercio de Girona, donde acusó a Pedro Sánchez de abandonar a su suerte a estas administraciones. “No está haciendo nada en esta tercera oleada”, aseveró.

“Sánchez no tiene punto intermedio: o ha asumido toda la responsabilidad y ha entrado como elefante en cacharrería al margen de las instituciones, como en la primera oleada, o directamente no hace nada”

Pablo Casado

“No tiene punto intermedio: o ha asumido toda la responsabilidad y ha entrado como elefante en cacharrería al margen de las instituciones, como en la primera oleada, o directamente no hace nada”, añadió.

Ciudadanos ofrece sus votos para modificar el estado de alarma

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos.

En esta misma línea, Ciudadanos ofreció este viernes al Gobierno sus votos en el Congreso para aprobar un nuevo estado de alarma. “Actuemos ya. La tercera ola ya ha inundado España”, reclamó la presidenta del partido, Inés Arrimadas, en rueda de prensa.

La líder naranja propuso un confinamiento “inteligente”, no tan estricto como el de la primera ola. “Debería ir acompañado de ayudas directas, aumento del teletrabajo, aceleración del plan de vacunación y test masivos”, sostuvo.

Sin embargo, no es de sorprender que no todos los miembros de la formación estén de acuerdo. Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, la más reacia a tomar medidas contundentes para frenar la pandemia, insistió en que hay que evitar “a toda costa” un confinamiento.

El PSOE se escuda en el actual decreto y no permite ni endurecer el toque de queda

Pedro Sánchez y Salvador Illa./ EFE
Pedro Sánchez y Salvador Illa./ EFE

El Gobierno se mantiene firme en que no es necesario confinar. “Seguiremos con la estrategia que hemos seguido hasta ahora y que ya nos ha funcionado”, apuntó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante el empeoramiento de la pandemia.

Varias comunidades autónomas expresaron este viernes su malestar ante la negativa del Gobierno de imponer el toque de queda antes de las 22 horas. Sanidad advirtió de que el toque de queda no se puede adelantar a las 20 horas, como ha anunciado Castilla y León, ni permite que País Vasco lo apruebe a partir de las 18 horas, lo que también ha generado polémica.

Fuentes de ambas comunidades aseguron a Economía Digital que ya se han “puesto en contacto” con el Gobierno para pedir explicaciones al respecto y desde Moncloa les remiten al actual decreto que regula el estado de alarma.

El Ejecutivo y el titular de Sanidad se escudan en que la libertad de movimientos en horario nocturno recoge, que la autoridad competente delegada correspondiente podrá determinar en su ámbito territorial, que la hora de comienzo del toque de queda sea entre las 22:00 y las 00:00 horas y la hora de finalización entre las 5:00 y las 7:00 horas.

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, para justificar un toque de queda tan temprano, explicó que el decreto del estado de alarma permite limitar el horario nocturno, por lo que los servicios jurídicos de la Junta entienden que este es el que va “desde el ocaso hasta el amanecer”. “A las 20 horas ya es de noche”, apostilló.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.