Junts exige a ERC que renuncie a la segunda votación hasta que haya acuerdo

Junts y ERC llevan una semana de desencuentros tras el acuerdo con la CUP que cogió por sorpresa a Carles Puigdemont

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, conversa con los diputados de JxCat, Albert Batet (d) y Ramón Tremosa (c), a su llegada al Auditori del Parlament de Catalunya donde este viernes se somete al debate de investidura, con una primera votación en la que necesita la mayoría absoluta de los votos, que previsiblemente no alcanzará porque JxCat ya ha anunciado su abstención. EFE/Quique García POOL

Junts per Catalunya parece que no quiere ponérselo fácil a ERC. El portavoz de la formación de Carles Puigdemont, Albert Batet, ha pedido a Pere Aragonès que renuncie a la segunda votación hasta que las fuerzas independentistas alcancen un acuerdo de investidura que permita que haya pacto: “No se precipite”.

“Le pedimos que no haya segunda vuelta hasta que haya pacto”, ha asegurado Batet. El diputado de Junts per Catalunya ha asegurado que, “aunque es cierto que podría haber acuerdo, no lo hay”. El partido de Carles Puigdemont se emplaza a ganar tiempo conseguir un buen acuerdo, como llevan apuntando los últimos días.

El tema del Consell per la República se ha vuelto a colar en el Parlament, uno de los principales escollos para la formación del Govern. El portavoz de Junts en el Parlament, Albert Batet, ha insistido en que es en Europa donde “se gana la legitimidad”, y se ha extrañado del motivo por el que ERC no quiere aceptar una “bifurcación” de funciones.

El debate sobre el papel que tiene que tiene el polémico Consell de Puigdemont ha venido a raíz de la voluntad de ERC de avanzar en la mesa de diálogo. Batet también ha puesto en duda la viabilidad de este órgano entre Junts y la CUP, al asegurar que solo ha dado como frutos una única reunión, pero sin ningún resultado tangible.

Aragonès llama al acuerdo antes del próximo debate en 48h

Aragonès le ha reprendido asegurándole que intentará cambiar la abstención de Junts por un Sí en la votación “48 horas después del debate de investidura“. El candidato republicano ha lanzado un reproche a Batet: “No quiero ser independentista toda la vida.

Además, ha asegurado que las diferencias entre la Junts y ERC no son insalvables, y que gran parte del pacto rubricado con la CUP va en la línea de las negociaciones que habían tenido las negociaciones. “Seguiré trabajando para que en el próximo debate podamos formar Govern”.

Batet también ha lamentado la presión ejercida contra su formación esta semana: “El pressing Junts no funciona”. El portavoz ha insistido en que quieren “un buen acuerdo”, y ha exigido respeto porque Junts ha sacado tan solo un diputado menos.

La molestia por el acuerdo ERC-CUP también se ha reflejado en el debate. Batet ha acusado a Aragonès de quererles “preparar la mesa” y decirles que “la factura es esta”. Lo que queremos es “decidir qué comeremos primero, qué haremos después”: “No desde una imposición y desde una sumisión”.