Los tribunales bloquean las restricciones del País Vasco, pero permiten las de otras comunidades

Tras el fin del estado de alarma, el país vasco tendrá que seguir trabajando para elaborar nuevas medidas restrictivas que cuenten con el aval de la Justicia

El lehendakari del País Vasco, Íñigo Urkullu, cuando se disponía a pedir el estado de alarma a Pedro Sánchez / EFE

A tan solo un día del final del estado de alarma, los tribunales autonómicos toman decisiones dispares sobre cómo proceder respecto a la situación epidemiológica de las comunidades. Son muchas las Comunidades Autónomas que han solicitado mantener restricciones de movilidad, reunión y toque de queda, pero mientras que los jueces vascos bloquean estas medidas, otros territorios, como en Baleares, Valencia o Cataluña cuentan con el visto bueno de la Justicia para mantener las restricciones.

Pese a la petición del Lehendakari, Íñigo Urkullu, de mantener todas las restricciones posibles para el País Vasco y su reiterada petición al Gobierno de Sánchez de prolongar el estado de alarma, la región, que tiene la mayor incidencia de contagios por la covid-19 del país, no contará con ninguna medida restrictiva a partir del 9 de mayo.

En el auto, el juez Luis Ángel Garrido, señala que para limitar los derechos fundamentales, como el de reunión y movilidad, hay que “ser estricto, no voluntarista”. No obstante, desde el tribunal no niegan “la posibilidad de fijar límites en el desarrollo de actividades (hostelería, deportes, etc.) que, por sí, no afectan a derechos fundamentales”.

En este sentido reconocen que “nos encontramos ante una grave crisis sanitaria que pudiera justificar la adopción de medidas restrictivas de derechos fundamentales, en abstracto”, pero indica que tendrán que adoptarse “conforme a derecho”.

No obstante, los Tribunales Superiores de otras comunidades con mucha menos incidencia sí han sido mucho más permisivos con los marcos normativos post estado de alarma que los gobiernos autonómicos han preparado para la madrugada del sábado. Así, el tribunal balear ha avalado prolongar el toque de queda hasta el 23 de mayo entre las 23:00 horas y las 06:00 horas, además de limitar el aforo en lugares de culto y la limitación del derecho de reunión a 6 personas, incluso en lugares privados.

En la Comunitat Valenciana, los jueces han dado luz verde a continuar con el toque de queda, que si bien está modificado -hasta ahora comprendía desde las 22:00 hasta las 06:00 horas-, ahora entrará en vigor desde las 00:00 hasta las 06:00 horas, lo que permitirá mantener más tiempo abiertos locales y comercios.

En Cataluña, los tribunales han avalado también que los locales de hostelería y restauración puedan abrir solo hasta las 23:00 horas y caerá el toque de queda, enmarcado entre las 22:00 y las 06:00 horas y el confinamiento perimetral de la comunidad.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Andoni Berná Calvo