Malestar en Génova: la orden de silencio de Casado no hace efecto en Ayuso

La presidenta madrileña vuelve a contestar a Casado y el líder del PP opta por no responder ante lo que muchos en su partido consideran "provocaciones de Ayuso"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, atiende a los medios de comunicación. Foto: EFE/ Chema Moya

Las espadas siguen en alto en esta guerra del ‘y yo más’ entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. Esa es la sensación que tienen dentro del partido y también de puertas hacia fuera al ver el cruce de reproches velados entre el líder del PP y la presidenta de la Comunidad de Madrid cada día que pasa. Las nuevas declaraciones de la presidenta madrileña este lunes han vuelto a caldear los ánimos en la sede de Génova tras la orden de silencio dada por Casado.

El líder del PP intentó este fin de semana poner punto en boca a los suyos respecto a los frentes internos que crecen dentro del partido con Isabel Díaz Ayuso y Cayetana Álvarez de Toledo asegurando que “el PP no es un talent show” y “aquí no caben solistas”. Y la presidenta madrileña continuó este lunes señalando que “ser crítico no significa ser desleal”.

Ayuso no se da por aludida en las críticas del líder del PP a los “megalómanos” y niega tener un “plan” junto a Cayetana Álvarez de Toledo. Unas declaraciones que han vuelto a abrir la herida en la dirección nacional. “Intentamos cerrar los frentes internos y los nuestros los vuelven a abrir, ¿Qué podemos hacer?”, se preguntan fuentes del PP.

En Génova recuerdan que Casado ya dio orden la semana pasada de silencio ante temas internos que, evidentemente, dañan la imagen de la formación de puertas para fuera.

De esta desventaja se ha servido el Partido Socialista este lunes en las habituales ruedas de prensa en el Congreso de los Diputados: “La situación interna está condicionando la acción de Pablo Casado. Advertimos una nueva deriva donde recurre a la falta de argumentación y a los insultos. El principal líder de la oposición tiene que estar centrado y preocupado por España en estos momentos”, comentó el portavoz del PSOE en la Cámara Baja, Héctor Gómez.

Casado opta por el silencio

“Por supuesto que nos está perjudicando”, señaló un diputado del PP respecto al frente interno y a las declaraciones del PSOE. Así que la nueva máxima en Génova es no abrir ellos la boca, a ver si de esta manera amaina el ‘temporal Ayuso’, al menos hasta el congreso regional. Si la presidenta madrileña no se aplica la orden de su compañero y líder del PP, se la aplicará él mismo con aquella máxima del ‘dos no discuten si uno no quiere’.

Así, preguntado este lunes en Vitoria por esta polémica, Casado evitó responder: “En el PP estamos todos unidos en un proyecto urgente para construir una alternativa y vamos a habar de lo importante, y lo importante hoy es reivindicar a las víctimas de ETA”. “Vamos todos a una”, agregó.

Casado visitó este lunes en Vitoria el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo y ha presidido la Junta Directiva del PP del País Vasco en Bilbao. A la salida del Memorial, Casado aseguró que “las encuestas siguen diciendo que claramente” están “30 escaños por encima del PSOE” y eso es así porque, insistió, en el PP están “a lo importante” y para él lo importante es “reivindicar la memoria, la dignidad y la justicia para las víctimas”.

Sobre el ‘sí’ de Bildu a los Presupuestos

El líder del PP también incidió en el pacto presentado este lunes por Bildu para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Casado criticó el apoyo de EH Bildu a las cuentas y dijo que “pactar” con esta formación “hiela la sangre de las víctimas del terrorismo”.

El presidente del PP, Pablo Casado, durante su intervención tras visitar este lunes el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria.EFE/ L. Rico
El presidente del PP, Pablo Casado, en su intervención tras visitar este lunes el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria. EFE/ L. Rico

Casado recordó las palabras de uno de  los hijos del socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA en 1996, cuando decía que es mejor perder votos a perder el alma, y consideró que “pactar con Bildu es perder el alma democrática de un partido político”.

“No se puede pactar con Bildu ni para la investidura ni para los presupuestos, ni para la Comunidad Foral Navarra ni para un futuro Gobierno Vasco”, recalcó.

Casado pidió a Pedro Sánchez que sea “coherente con su propia palabra”, ya que “fue a las elecciones hace dos años diciendo que jamás pactaría con Bildu”.

“¿Qué ha cambiado en el Partido Socialista para que estén pactando los presupuestos con cinco diputados encabezados por una condenada por terrorismo como Mertxe Aizpurua, por ser directora en Egin y señalar en ese diario a los políticos constitucionalistas que luego acababan siendo asesinados y extorsionados por la banda terrorista ETA?”, se preguntó el líder del PP.

Tras preguntarse “¿qué eclipse moral está sufriendo el Partido Socialista?”, una formación con “catorce víctimas entre sus concejales”, Casado criticó que el presidente del Gobierno considere a EH Bildu “otro partido más”.

“Hay que recapacitar sobre lo que está pasando en España por respeto a las víctimas del terrorismo pero también por respeto a la democracia”, añadió Casado, quien reiteró que “no se puede pactar con terroristas ni los presupuestos ni enmiendas ni nada”.