Margarita del Val vaticina una nueva ola de covid después de Navidad

"A lo mejor nos libramos. Pero, después de Navidad, enero y febrero serán los meses más duros", advierte la viróloga e investigadora del CSIC

España lleva más de 4 semanas consecutivas viendo cómo se incrementa la incidencia acumulada de casos de COVID-19, cuando había conseguido registrar un riesgo bajo de contagios por primera vez desde el inicio de la propagación del coronavirus —cerca de 48 casos por cada 100.000 habitantes en los 14 días previos al 7 de octubre de este mismo año—.  

Los datos advierten principalmente de grandes riesgos de contagio en comunidades autónomas como La Rioja, Baleares, Cataluña, Aragón, País Vasco y Navarra —aunque están creciendo significativamente en todas las autonomías—. 

En estas 2 últimas, el indicador más reciente ha llegado a superar los 200 casos por 100.000 habitantes. Lo que, junto al resto de incrementos, ha lanzado la media nacional por encima de los 100 casos por 100.000 habitantes —una cifra que no se veía desde septiembre de este mismo año—.  

Sin embargo, a diferencia de Alemania, Suiza o Austria —que ya ha impuesto un confinamiento estricto y la vacunación obligatoria—, el alcance de la vacunación en España podría salvar al país de una oleada de casos graves en otoño

“A lo mejor ahora nos escapamos. A lo mejor es muy suave y sobre todo suave en cuanto a gravedad, que es lo único que importa”

“A lo mejor ahora nos escapamos. A lo mejor es muy suave y sobre todo suave en cuanto a gravedad, que es lo único que importa“, reflexiona Margarita del Val, viróloga e investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en una entrevista con Business Insider España. “Pero después de Navidad, como ocurre siempre con los virus respiratorios, serán los meses más duros“, advierte. 

La viróloga Margarita del Val.
La viróloga Margarita del Val.

Dado que, como sociedad, hemos alcanzado cierto grado de protección, la experta hace especial hincapié en que la incidencia acumulada no es el único indicador al que prestar especial atención para tomar decisiones estratégicas en lo que al control de la pandemia se refiere.  “Hay que fijarse especialmente en las hospitalizaciones“, señala. 

“Es importante saber la cantidad de personas que están graves. Es decir, en el hospital y particularmente en la UCI. Así como la proporción de ellos que no están vacunados”.

Hasta la fecha, los datos sugieren que las hospitalizaciones se han incrementado más de un 16% en los últimos 7 días. Mientras, los ingresos en UCI lo han hecho un 6,8%, según el recuento de casos de elDiario.es. Por ello, para estar en noviembre, todavía estamos “razonablemente bien”, señala la experta.

“Sólo ahora están empezando a subir un poco los casos en las UCI. O sea, estamos mucho mejor que el año pasado, pero los no vacunados se infectarán”, insiste.  De hecho, estos últimos son los que más frecuentemente están ingresando en los hospitales.

Sólo ahora están empezando a subir un poco los casos en las UCI. O sea, estamos mucho mejor que el año pasado, pero los no vacunados se infectarán”

La situación es muy buena para los vacunados. Es muy buena, con cautela, porque las vacunas no son infalibles y todavía pueden enfermar gravemente. Pero, para los no vacunados, la situación es exactamente igual que antes“, asegura.

“Lo importante [en el contexto actual] no es vacunar en general. Lo importante no es vacunar a los niños, ni dar terceras dosis… Lo importante es vacunar a todos los mayores de 60 años“, insiste.

Enero y febrero, meses críticos

A pesar del alcance de la vacunación, de la levedad de los casos y de que más de un fármaco para tratar la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus podría recibir su autorización de emergencia antes de que acabe el año, durante los primeros meses de 2022 se anticipa unas de las peores olas de casos de COVID-19.

“La oleada del año pasado de enero y febrero vino por Navidad, por las compras previas y por las celebraciones”, advierte Del Val. Entonces, sólo habían recibido una dosis de la vacuna casi 683.000 personas de grupos de riesgo, desde que se empezó a administrar la candidata el 27 de diciembre del 2020.

Ahora mismo, más de 38 millones de españoles han recibido al menos una dosis. Y 37 de ellos tienen ya la pauta completa de la vacuna.  Además, entre los grupos clave que anteriormente mencionaba Del Val, los mayores de 60 años de edad, los porcentajes ya son de 99% para los de entre 60 y 69 años de edad, de 99,6% para los de hasta 79 años y del 100% para los mayores de 80.

“Si no tienes cuidado en las comidas navideñas, que además están separadas por 7 días (…) pues lo pillas en la primera, lo contagias en la segunda, y así”

Con estas cifras, la incidencia podría ser menor que la que se registró en los primeros meses de 2021 —225 casos por cada 100.000 habitantes a fecha 5 de febrero—.  

Margarita del Val, la reputada viróloga que se ha convertido en uno de los rostros visibles durante la pandemia/ UIMP
Margarita del Val, la reputada viróloga que se ha convertido en uno de los rostros visibles durante la pandemia/ UIMP

Pero Del Val anticipa que, durante los primeros meses de 2022, “habrá una oleada de casos en enero y febrero donde veremos las secuelas de Navidad, claramente”.

“Si no tienes cuidado en las comidas navideñas, que además están separadas por 7 días: Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes, pues lo pillas en la primera, lo contagias en la segunda, y así [sucesivamente]. Eso es lo que puede ocurrir en enero y febrero después de Navidad. Pero podemos prevenirlo“, recalca. 

“¿Cuál es la medida más importante? Claramente, vacunarse”

La distancia de seguridad, la continua higiene de manos, las mascarillas, los test de antígenos y la ventilación—el gran descubrimiento de la ciencia para Margarita del Val durante la pandemia de la Covid-19—, podrían salvar la Navidad. “Hay que evitar situaciones de alto riesgo que ya sabemos cuáles son”, señala la experta en propagación de patógenos.  “Si evitamos esas situaciones, lograremos tenerlo controlado [al coronavirus] este invierno”. 

Del Val no sugiere que canceles todas las reuniones familiares que empezarás a tener, principalmente, durante las 2 últimas semanas de diciembre. Pero sí que cumplas a rajatabla todas las medidas para evitar la propagación del virus y proteger a los más vulnerables. 

“Durante las compras navideñas, nos emocionamos y nos damos cuenta de que no llevamos la mascarilla cuando vamos a pagar, por ejemplo, puedes decir ‘me voy de compras y me pongo la mascarilla de principio a fin’. Si la he llevado durante un año, ¿por qué no la voy a llevar ahora tres días?”.  Esto también lo podrías hacer si vas a visitar a algún familiar que pertenece a grupos de riesgo. 

“Aunque estemos vacunados, hay familias en las cuales hay uno que no se ha vacunado y, como no necesariamente le preguntas a todos, pues a lo mejor está el cuñado tercero o el novio nuevo de no sé quién que lo trae”

“Aunque estemos vacunados, hay familias en las cuales hay uno que no se ha vacunado y, como no necesariamente le preguntas a todos, pues a lo mejor está el cuñado tercero o el novio nuevo de no sé quién que lo trae”, ejemplifica.

Antes de acudir a algunos de estos encuentros familiares, en los que gran parte del grupo puede ser una persona de riesgo de contagio con el SARS-CoV-2, la experta también recuerda que se puede recurrir a test de antígenos para descartar posibles positivos. 

El stock de test de antígenos en farmacias peligra por el exceso de demanda. En la imagen, una monitora de colonias prueba uno de los autotests de antígenos que se distribuyen en la farmácia Bagaría Casanova de l´Hospitalet de Llobregat. EFE/Quique Garcia
Una monitora de colonias prueba uno de los autotests de antígenos que se distribuyen en la farmácia Bagaría Casanova de l´Hospitalet de Llobregat. EFE/Quique Garcia

“Se pueden usar test de antígenos, sobre todo si te vas a reunir con los abuelos, que aún encima pueden tener enfermedades de riesgo. Nos hacemos todos test de antígenos, nos reunimos con ellos y estamos tranquilos durante toda la comida familiar”.

Aunque, si todas las celebraciones de Navidad se hiciesen entre grupos de jóvenes o de mediana edad vacunados, Del Val cree que realmente no hay que tener muchas más precauciones que la vacunación.

“Dependiendo de las circunstancias, cada uno que mire cómo se puede proteger lo mejor posible, porque son las peores épocas del año: poca ventilación, mucho contacto con mucha gente distinta y en condiciones que son favorables al contagio”, advierte la investigadora del CSIC. “¿Cuál es la medida más importante? Vacunarse, claramente. Que los 4 que no están vacunados se vacunen”, insiste.  “El virus les va a venir, no saben de dónde; incluso podría ser de un vacunado que esté volviendo lentamente a la normalidad”. 

Carlos Galán Feced ha contribuido a la redacción de este artículo.

Noticia original: Business Insider

Autora: Kamila Barca

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.