Dónde y cuándo se podrá ir sin mascarilla a partir del sábado

El fin de la mascarilla a partir del sábado no se aplicará en los medios de transporte, los eventos multitudinarios, ni en grandes concentraciones

Agentes de los Mossos d’Esquadra informan a dos personas del uso obligatorio de mascarilla en la vía pública, el 10 de julio en Barcelona | EFE/AG

“Las sonrisas vuelven de nuevo a las calles”. Así de optimista se ha mostrado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras anunciar que el Consejo de Ministros ya ha dado luz verde la flexibilización del uso de la mascarilla a partir de este sábado.

El uso de la herramienta más eficaz para frenar los contagios de coronavirus ya no será obligatoria en espacios exteriores. Eso sí, habrá ciertas condiciones.

Economía Digital recoge las indicaciones que ha dado la ministra de Sanidad este jueves, acordadas previamente en el Consejo Interritorial de Sanidad:

  • No será obligatorio el uso de la mascarilla al aire libre, paseando calles, siempre y cuando se mantenga la distancia interpersonal de un metro y medio. “No hay riesgo ahí, salvo que vayamos con convivientes que entonces no hace falta”, ha apuntado Darias.
  • Si hay aglomeraciones o no se respeta la distancia será obligatorio ponérsela.
  • Es obligatoria también en espacios públicos, como una biblioteca, o para acudir a la farmacia o el supermercado.
  • También será necesaria en todo tipo de transporte. La única excepción será la cubierta de los barcos si se respeta la distancia de seguridad.
  • El uso de la mascarilla en eventos multitudinarios será fundamental. Sobre todo si los asistentes están de pie. La excepción será si se puede estar sentado y con distancia suficiente, en esos casos se puede prescindir de la mascarilla.
  • En residencias de ancianos la mascarilla seguirá siendo obligatoria para trabajadores y visitantes. Pero no lo será si la cobertura de vacunación del centro es mayor al 80%.
  • Lo mismo ocurrirá en ciertos trabajos esenciales, como por ejemplo en los parques de bomberos, donde siempre que el 80% de los empleados esté inmunizado podrán prescindir de la mascarilla.

Darias ha explicado que la mejora de todos los indicadores epidemiológicos ha llevado al Ejecutivo a tomar estas decisiones que, en su opinión, conducen “a la normalidad tan ansiada”.

La población pasea por las calles de Israel sin mascarilla. EFE

La incidencia acumulada está en los 92 casos por cada 100.000 habitantes. Pero la titular de Sanidad ha hecho especial hincapié en los datos de presión asistencial: tan solo están ocupadas de media un 2% de las camas en planta y un 7% en las UCI.

Aumento de casos en seis CCAA

Sin embargo, esta semana se ha producido un aumento de casos hasta en seis comunidades autónomas, justo unos días antes del fin de las mascarillas. Entre los casos más notorios se incluye Cataluña, donde la velocidad de transmisión sigue al alza y la variante india amenaza al fin de la pandemia.

La mayoría de las nuevas infecciones se han contabilizado en gente joven, que es el grupo que queda por vacunar. Darias ha presumido de que la inmunización en España “va como un tiro”, con un 32% de la población con las dos dosis y más de un 50% con al menos una. “Somos líderes en la Unión Europea”, ha asegurado.

Vuelven los estadios con público

Además de la flexibilización del uso de la mascarilla, Darias ha anunciado otra modificación en la Ley de Nueva Normalidad. “Se suprime el artículo 15/2, que tiene que ver con la influencia de público a los estadios”, ha explicado.

De esta forma, las gradas de los centros deportivos volverán a llenarse sin limitaciones.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Noelia Tabanera