PSOE y Más Madrid negociarán con Cs una moción única

Más Madrid, Izquierda Unida y voces del PSOE y de Podemos apuestan por negociar una moción con Cs para "echar al PP y a Vox de la Comunidad".

El líder de Más País, Iñigo Errejón, da una rueda de prensa a las puertas del Congreso de los Diputados, este miércoles. EFE/ Chema Moya

La izquierda comienza a sacar la calculadora en Madrid. Si la Justicia les da la razón y se pueden celebrar las mociones de censura de Más Madrid y del PSOE, empiezan a ser conscientes de que necesitan el apoyo de Ciudadanos. Por eso, Iñigo Errejón, Izquierda Unida y algunas voces socialistas y de Unidas Podemos se muestran a favor de reeditar la unidad de acción de la izquierda y proponen negociar la celebración de una moción de censura única. “Si queremos desalojar a Ayuso de Sol no nos queda otra”, señalan desde Más Madrid.

Pero la pregunta del millón es ¿quién será el presidente o presidenta? “Es lo tendremos que negociar”, responden. De nuevo la izquierda alimenta la “mayoría alternativa” que busca arrebatar al PP su feudo más preciado. Para ello, deslizan que podrían contar con el ya ex vicepresidente Ignacio Aguado como “nexo naranja”. Esta elección no es improvisada, ya que Aguado ha mantenido en algunos momentos mejores relaciones con los socialistas que con la propia Ayuso cuando éste era socio de gobierno.

Los de Cs asomaron este jueves la ‘patita’. El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, César Zafra, no descarta que su grupo presente una moción de censura contra Ayuso o apoye las que han presentado PSOE y Más Madrid, aunque advierte de que antes hay que saber “en qué momento” estamos.

“Una vez que la justicia tome su decisión, obviamente nosotros tomaremos las nuestras”, señaló en declaraciones a los medios en los pasillos de la Asamblea de Madrid. El malestar de los naranjas con Ayuso está muy presente estos días después de que cesara este mismo miércoles al vicepresidente Aguado y a todos los consejeros de Cs. “Nos habéis jodido”, dijo la vicealcaldesa Begoña Villacís al líder del PP, Pablo Casado, cuando creía que nadie la escuchaba.

Desde Más Madrid, su portavoz en la Asamblea, Mónica García (y candidata en la moción de censura registrada por la formación), insiste en que no habría “ningún problema” para acordar la salida de Ayuso del Ejecutivo madrileño.

Y preguntada por qué moción de censura será la que finalmente se celebre si no hay elecciones (la del PSOE y la de Más Madrid) la diputada autonómica recordó que los socialistas fueron “los más votados” en las últimas elecciones: “No tenemos ninguna duda de que nos vamos a poner de acuerdo con Gabilondo y con el resto de fuerzas porque tenemos una prioridad: que Ayuso deje de hacer irresponsabilidades en nombre de los madrileños”, señala.

Las reticencias de Podemos

Unidas Podemos no las tiene todas consigo. La vuelta a la mayoría alternativa de izquierda que tanto vendieron los morados podría no gustarles tanto ahora que tienen que negociar con Ciudadanos. Las relaciones de Iñigo Errejón y Pablo Iglesias tampoco pasan por su mejor momento o, mejor dicho, son inexistentes, por lo que les cuesta más sentarse a la mesa.

Fuentes de la formación señalan que están dispuestos a apoyar la moción, pero en ningún momento formarían parte del Ejecutivo, como también harán en Murcia. Aceptan la consigna a regañadientes porque no quieren tener nada que ver con los naranjas. “Son el mal menor”, destaca un cargo morado en la Asamblea.

Sin embargo, les mueve más lo que ellos llaman “cordón sanitario antifascista” para “sacar al PP y a Vox de las instituciones” y así lo explican poniendo como ejemplo el caso de Murcia, pese a que no tuvieron conocimiento de la moción hasta que no se presentó. Pedro Sánchez no contó con su socio a la hora de negociar con los naranjas. Errejón sí que busca incluir a los morados en las negociaciones de Madrid.

Mientras, los socialistas se mueven con pies de plomo porque todo lo que se negocia es al más alto nivel (Moncloa) en la planta noble de Ferraz. Desde ahí poco pueden conocer, pero algunas voces del PSOE-M sí estarían dispuestas a pactar una moción única si colocan como presidente a Ángel Gabilondo, su candidato.

Esgrimen que se trata de una cuestión de peso en la Asamblea y se muestran satisfechos con la unión de la izquierda. Aunque, planteado este tema a un dirigente de la Ejecutiva asegura que todavía no lo ve claro y que “habrá que esperar” a que los tribunales diriman el lío jurídico. ¿Elecciones o moción de censura?

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid dispone de dos días para responder y ante el fallo, los populares podrían recurrir por lo que la decisión definitiva podría retrasarse.