Todos contra Vox: un cartel sobre menores inmigrantes pone de acuerdo a Ayuso, Iglesias y Gabilondo

Todos los candidatos a la Comunidad de Madrid acusan de "racismo" y "xenofobia" el último cartel electoral de Vox. El Gobierno lo ha llevado ante Fiscalía.

La candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, junto al presidente de Vox, Santiago Abascal. Foto: EFE/Kiko Huesca

Todos contra Vox. La política nacional y regional madrileña se ha volcado en criticar el cartel electoral de la formación de Santiago Abascal desplegado en la famosa estación de cercanías en la Puerta del Sol (Madrid). En él se puede ver a una anciana y a un migrante con una leyenda que señala: “Un mena, 4.700 euros al mes; tu abuela, 426 euros de pensión al mes”, acompañado del lema de la campaña de Vox ‘Protege Madrid’.

La propaganda ha logrado realizar lo imposible: poner de acuerdo a todos los candidatos del arco parlamentario y a los principales candidatos de esta campaña madrileña. Todos ellos han mostrado su rechazo unánime e incluso algunos lo han denunciado ante la Fiscalía. Mientras que el partido de Abascal sigue defendiendo su propuesta electoral: la deportación de los Menas (menores extranjeros no acompañados).

La candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha sido la primera en criticarlo asegurando que “estoy absolutamente en contra” del cartel electoral de Vox, al tiempo que ha culpado al Gobierno de la situación de estos jóvenes, quienes cree que necesitan más recursos para “formarse e integrarse”.

Ayuso escurrió el bulto explicando que la situación de los menas “no es competencia autonómica” sino del Ministerio del Interior en las fronteras. La popular respondió que lo que “hay que preguntarse es cómo llegan hasta aquí” los jóvenes, que sufren de un problema de “integración”, y necesitan más recursos para que lo puedan hacer.

Ayuso aseguró que Madrid tiene la “obligación” de integrarlos para que su situación “no sea un problema” y para que como el resto de las personas “encuentren un futuro”, y añadió que reciben “cero euros del Gobierno”.

Iglesias denuncia el cartel ante la Fiscalía

En ocasiones se cumple la famosa frase de que la política hace extraños compañeros de cama y esta vez ha batido todos los récords al sumarse Pablo Iglesias a las críticas de Ayuso. El líder y candidato de Unidas Podemos ha ido más allá y junto al Gobierno y Más Madrid ha denunciado el cartel ante la Fiscalía sugiriendo que le recuerda “a la propaganda nazi”.

Según Iglesias, el cartel de Vox “incita al odio, a la discriminación y a la violencia” contra esos niños, con una imagen que “recuerda a la propaganda nazi”.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias. EFE/Archivo
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. Foto: EFE/Archivo

“Es obvio que el contenido de lo publicitado es claramente discriminatorio y de carácter xenófobo, rechazando al extranjero”, apunta Iglesias en su denuncia, en la que señala que los carteles de Vox “alientan el odio, la humillación, el menosprecio y el descrédito” de los menores inmigrantes por razón de su raza y origen.

Unidas Podemos también ha presentado este miércoles una denuncia por el mismo motivo ante la Junta Electoral Provincial de Madrid pidiendo su “retirada inmediata” y la prohibición expresa de que se reproduzca en otros espacios.

Además, los morados solicitan que la Junta Electoral inste a Vox a “abstenerse en el futuro” de acciones que dañen los derechos a la integridad moral y al libre desarrollo de la personalidad de los menores inmigrantes bajo tutela; y que solicite a Monasterio que no haga nuevas manifestaciones “de carácter discriminatorio, racista y xenófobo” contra los menas.

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, también ha denunciado por su parte el cartel electoral. Los socialistas han solicitado a la Junta Electoral Provincial de Madrid su retirada “inmediata” al entender que forman parte de una campaña con “expresiones e imágenes xenófobas y racistas”, que incumple el artículo 50 de la ley electoral.

Esta actuación se suma a la denuncia que el PSOE ha interpuesto ante los juzgados de Instrucción de Madrid contra Vox al entender que la campaña en la que se enmarcan dichos carteles constituye un delito de odio y también contra la ley electoral.

Vox se defiende y mantiene el cartel

Las críticas se trasladaron este miércoles al Congreso de los Diputados. Así y en la sesión de Control al Gobierno han saltado chispas del ‘todos contra Vox’, mientras el partido de Abascal ha seguido defendiendo su propaganda electoral y su propuesta de deportar a los menores extranjeros no acompañados.

Para posicionarte respecto a un tema es conveniente tener conocimiento del asunto, de las críticas y de aquellos que lo defienden. A escasas horas del debate electoral, donde los candidatos se juegan la campaña, la propia Rocío Monasterio ha querido salir a dar explicaciones señalando que no cree que el cartel electoral contra los menas incite a la xenofobia sino que “exponen información” y “eso levanta heridas”.

La candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ofrece un mítin. Foto: EFE/Luca Piergiovanni

Rocío Monasterio dice que se les acusa de odio porque utilizan la palabra “mena”, “que es la misma que utiliza la Fiscalía en su informe y la misma que utilizan los medios de comunicación y damos el dato de la media del coste por plaza en la Comunidad de Madrid” e insiste en que cuentan la verdad con datos.

El líder de Vox, Santiago Abascal, también ha querido responder ante las críticas realizadas por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, quien tenía intención de ir en primera persona a quitar los carteles electorales desplegados por Vox en la estación de Sol. “Que vaya y que los quite, que le hace falta un poco de ejercicio“, soltó Abascal este miércoles.

La Comunidad desmiente las cifras

La Comunidad de Madrid ha salido este miércoles para asegurar que solo atiende a 269 menores extranjeros no acompañados (menas), desmintiendo las cifras del cartel electoral en el que Vox denuncia que cada uno de estos niños supone un gasto de 4.700 euros al mes.

Fuentes de la Consejería madrileña de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad han explicado a Efe que en la Comunidad hay un total de 3.709 menores con medidas de protección, de los que 2.637 (el 71,1 % del total) son españoles. Los 1.072 restantes (el 28,9 %) tienen distintas nacionalidades, pero solo 269 (el 7,2 % del total) son menores extranjeros no acompañados.

Una vez descontados los que viven con familias, apuntan estas fuentes, la Comunidad pone a disposición de los menores que lo requieren instalaciones de acogida temporal, tanto extranjeros como españoles, una red de 98 centros con 1.903 plazas, a cuya financiación ha dedicado en 2020 un total de 96,1 millones de euros.

Si esta cantidad global anual se dividiera entre los 12 meses del año y entre las 1.903 plazas para menores, el resultado sería de 4.208 euros, “pero no se puede interpretar esta cifra como la cantidad que la Comunidad destina cada mes” a los menores extranjeros no acompañados, subrayan desde la Consejería.

Primero, porque éstos solo ocupan 269 del total de 1.903 plazas, pero también porque el coste dedicado por la Comunidad a cada persona atendida “depende de las necesidades de cada menor, independientemente de que sea o no español, su procedencia o su situación legal”, concluyen.