Un histórico de TVE pide reflexionar respecto al manoseo del Gobierno

Miguel Ángel Idígoras, corresponsal en Londres de la cadena, difunde un contundente artículo que denuncia "la invasión de informativos" del Gobierno

La administración “provisional” única de Rosa María Mateo, que pronto cumplirá dos años al frente de RTVE tras su nombramiento por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, causa cada día más malestar entre la plantilla. A tal punto, que este fin de semana el destacado corresponsal Miguel Angel Idígoras, con más de 30 años de experiencia en la corporación pública, ha aireado críticas sobre el papel de los informativos de TVE durante la pandemia y la intromisión política a través de Mateo y su director de informativos, Enric Hernández.

Idígoras se ha hecho eco, a través de un mensaje de Twitter, de un durísimo artículo de opinión del columnista Javier Marías sobre la labor periodística de RTVE, no solo ya durante la crisis del coronavirus, sino durante los casi dos años que Sánchez ha estado en el poder. 

En su artículo, Marías asegura que los informativos de la cadena “se parecen cada vez más a los de aquel locutor, Urdaci, que sirvió con abyección al Gobierno de Aznar”, en alusión al director de informativos de TVE, Alfredo Urdaci, durante el segundo Gobierno de José María Aznar, entre 2000 y 2004.

“Para reflexionar”, ha comentado Idígoras, corresponsal de TVE en Londres. Una invitación a la reflexión en torno a un artículo que asegura que los informativos de la corporación “tienden a lo monográfico-inane-publicitario”, como hacía “en su día” Silvio Berlusconi con Mediaset y con sus mordazas a la televisión pública en Italia. “Lo más penoso, con todo, es la invasión de los informativos por parte de Presidente y ministros, en una desfachatada operación de autopromoción”, critica Marías en su columna, publicada en El País Semanal este pasado domingo.

El hecho de que Idígoras haya compartido en su cuenta personal de Twitter este artículo refleja el clima de tensión que han provocado Mateo y Hernández en RTVE y los muchos anticuerpos incluso entre destacados corresponsales en el extranjero, que son puestos de la máxima confianza que se dan a los colaboradores más destacados.

Estas críticas salen a la luz precisamente en la semana en que Mateo acudirá al Senado, este martes, para someterse al control parlamentario después de tres meses de no rendir cuentas ante la Cámara.

Un sindicato pide el cese de Hernández

A las críticas de Idígoras y Marías se suma también la petición de un sindicato de RTVE, USO, que en un duro comunicado pide el cese de Hernández como director de informativos. USO acusa a Hernández de “enchufar” a una de sus excompañeras de El Periódico de Catalunya (del que fue director) “como interina para una plaza de un trabajador de Promociones”, algo que según el sindicato es “absolutamente ilegal” porque la periodista no figura en el Banco de Datos. “Esta maniobra pone de manifiesto la falta de ética de Enric Hernández, que además se expone a acciones judiciales por descarado nepotismo”, dice el comunicado.

USO afirma también que, usando el coronavirus como excusa, Hernández “se ha propuesto desmantelar RTVE” y, con Mateo, “han decapitado a profesionales de su primera línea”. Como ejemplos pone la reciente salida de la periodista María Casado de La mañana de TVE y la expulsión de Xabier Fortes de la franja matinal, pese a que tenían “tanto éxito” en audiencia.

Dice el sindicato que estos cambios tuvieron lugar “sin explicaciones creíbles que no sean las de una limpieza de periodistas molestos” que responde a una “agenda oculta de un desmantelamiento ilegal y anticonstitucional”.

Según el comunicado de USO, estos cambios en la plantilla y en la programación que RTVE ha estado deslizando en las últimas semanas se enmarcan en una “operación para encubrir una descarada externalización de la franja de la mañana de TVE” para “entregársela a amigos y cómplices de productoras privadas, reconvirtiendo de forma deshonesta la producción de informativos en programas”. Y denuncia que una administración provisional única “no puede tomar este tipo de actuaciones”, así como no se pueden llevar a cabo todos estos cambios sin una presidencia y un consejo de administración “plenamente operativos”.