Una vacuna para niños protege frente al coronavirus, según un investigador de la UCM

Un investigador de la Universidad Complutense de Madrid descubre que los niños están protegidos ante la Covid-19 por la inmunidad obtenida con otras vacunas

Un investigador de la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto una vacuna para niños que podría proteger frente al coronavirus. Pedro A. Reche, miembro del departamento de Inmunología de Facultad de Medicina, ha puesto de manifiesto que la inyección pediátrica del tétanos, difteria y tosferina provoca una inmunidad cruzada que activa respuestas protectoras mediadas por linfocitos T CD8 y CD4 y por linfocitos B, en individuos vacunados.

La inmunidad cruzada permite reconocer secuencias de un virus e identificarlas en el futuro en otro agente infeccioso. Por lo tanto, según su trabajo, publicado en la revista Frontiers in Immunology, explica que esta inmunidad sería la responsable de que la Covid-19 afectara de manera diferente a niños y adultos.

El SARS-CoV-2 apenas daña a los más pequeños, que suelen pasar la enfermedad con síntomas muy leves en comparación con los mayores. La conclusión a la que llega Reche es que los niños ya estarían protegidos frente al coronavirus gracias a la inmunidad obtenida a través de las vacunas.

Los niños ya estarían protegidos frente al coronavirus gracias a la inmunidad obtenida a través de las vacunas.

La vacuna contra el tétanos, difteria y tosferina se aplica durante el primer año de vida y posteriormente reciben un refuerzo entre los cuatro y seis años y también una dosis con menos carga de los nueve a los catorce. Esta inmunidad va desapareciendo con el tiempo, por lo que es a los adultos en quienes más afecta el coronavirus, especialmente a las personas de la tercera edad.

La Universidad de Oxford y Astrazeneca confirman que su vacuna genera una respuesta inmune en todas las edades y esperan tener lista antes de que acabe 2020

¿Por qué hay personas asintomáticas a la Covid?

Además de por qué el virus afecta menos a los niños que a los adultos, la ciencia también ha encontrado respuesta a otra de las grandes incógnitas de la pandemia: por qué hay personas contagiadas de coronavirus que no sufren sus síntomas. Investigadores de la de la Universidad de Aarhus y el Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca han conseguido resolver este misterio: el virus SARS-CoV-2 es capaz de ocultar su genoma para que no sea reconocido.

Los resultados de este estudio, publicados en la revista EMBO Reports, concluyen que el coronavirus puede ocultar su material genético. De esta forma se explica por qué no se activa el sistema inmunológico en las primeras etapas de la infección. Sin embargo, todavía se necesita más información para saber por qué el sistema inmunológico no es capaz de reconocer a este virus cuando se introduce en el cuerpo.