Google confirma que algunas apps leen los correos de Gmail. Fotografía:  Jay Wennington en Unsplash

Google confirma que algunas aplicaciones leen los correos de Gmail

stop

La tecnológica defiende que las aplicaciones pueden compartir datos con terceros "siempre que sean transparentes con los usuarios"

Alessandro Solís

Economía Digital

Google confirma que algunas apps leen los correos de Gmail. Fotografía: Jay Wennington en Unsplash

Barcelona, 21 de septiembre de 2018 (19:13 CET)

Google confirma las sospechas. Una batería de aplicaciones y desarrolladores de terceras partes, ajenos a la compañía, tienen acceso a los mensajes de las cuentas de Gmail. El servicio de email, que cuenta con 1.400 millones de clientes globalmente, permite que actores externos integren a las cuentas de los usuarios desde planificadores de viajes hasta sistemas de administración de relaciones personalizadas.

Las sospechas empezaron a hacer eco en julio, cuando Google afirmó que "antes de que una app pueda acceder a los mensajes es sometida a un proceso de revisión de varios pasos". La compañía ahondó en el asunto en una carta a los senadores estadounidenses que investigan la cuestión.

"Los desarrolladores pueden compartir datos con terceros siempre que sean transparentes con los usuarios sobre cómo están usando los datos", afirmó la vicepresidenta de política pública de Google, Susan Molinari.

La empresa defiende que su reglamento de seguridad es "fácilmente accesible" para que los consumidores puedan revisar sus datos y accesos antes de decidir si permiten el acceso. Además, si no prestan su consentimiento, pueden eliminar el acceso de las apps en la configuración de su cuenta de Google. La compañía californiana respondió así a la carta que recibió en julio firmada por tres senadores en la que pedían más información sobre este tema.

Confusión sobre las apps que pueden leer los correos de Gmail

Molinari reconoce que Google solía utilizar el contenido de los mails para sus beneficios publicitarios, pero dejó de hacerlo en 2017. No obstante, de su carta queda claro que los desarrolladores pueden acceder y compartir datos obtenidos de mensajes privados. Y esto no ayuda a saldar las dudas que hay sobre la compañía y sus pares de Silicon Valley, cada vez más cuestionadas por sus reglamentos de privacidad y los problemas de confianza que suscitan en los usuarios.

"En algunos casos los empleados humanos han leído de forma manual miles de correos electrónicos para ayudar a entrenar los sistemas de inteligencia artificial que realizan la misma tarea", explicó el diario Telegraph. Google no explicó cuántos desarrolladores han sido sorprendidos violando sus reglas ni brindó una lista de las empresas o servicios que incurren en estas prácticas.

En la carta la compañía afirma que tiene un proceso para identificar las apps que se representan erróneamente o que no son transparentes sobre cómo se usan los datos personales, y asegura que puede suspender estas aplicaciones en "la mayoría de los casos" antes de que tengan permiso para acceder a los datos. Google está citada a declarar sobre este y otros asuntos en el Senado estadounidense el 26 de septiembre, cuando también declararán representantes de Amazon, Apple y Twitter, entre otros.

Ya cuando estalló la polémica sobre las apps de terceros con acceso a los correos de Gmail, Google avisó de que los usuarios pueden hacer ajustes en la web myaccount.google.com, donde se puede conocer cuáles apps tienen permisos y a qué datos acceden, y se puede limitar el acceso a los mismos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad