Los compradores ‘on line’ se vuelven más exigentes al buscar ‘chollos’

stop

'E-COMMERCE'

Giulio Limongelli, vicepresidente internacional de Groupon para el sur de Europa.

30 de octubre de 2013 (20:19 CET)

Los smartshoppers han emergido cambiando las reglas del juego. Los compradores on line a través de smartphones y tablets ya no se conforman con encontrar a golpe de click los mejores chollos en la red. Se han vuelto muy exigentes y cada vez invierten más tiempo en investigar y buscar en la red las propuestas más atractivas sobre el producto o servicio deseado.

Saben que en portales como los de Groupon tienen un precio apto para bolsillos en crisis. Por ello, se han vuelto más implacables en la búsqueda.

Tiempo de búsqueda

El vicepresidente internacional de Groupon para el sur de Europa, Giulio Limongelli, asegura que en los últimos años, la compañía pionera en couponing ha notado un cambio en el de consumo de sus clientes. Priorizan la comparación de precios y consultar diferentes propuestas antes de formalizar la compra.

“Se ha vuelto muy exigente. En el proceso de compra, se ha pasado de definir el presupuesto a buscar propuestas que se ajusten lo máximo posible a lo que se está buscando”, sostiene Limongelli.

Una oportunidad de negocio para las pymes que todavía no se explota lo suficiente en el comercio electrónico del mercado español. El director de marketing de Nominalia, David Costa, apuntaba en una entrevista a Economía Digital que los comparadores se postulan como una verdadera mina de oro para potenciar el pequeño y mediano negocio. “Transmite confianza. El cliente tiene una referencia más, y eso facilita mucho las ventas”.

Reducción de los ‘números rojos’

Groupon aterrizó en España en 2010. Durante el último ejercicio, el portal de compras colectivas consiguió reducir el 81,9% sus números rojos. Pasó de 284,7 millones en 2011 a perder 51,4 millones un año después.

Limongelli asegura que la multinacional, que emplea a 200 personas en España, seguirá en el territorio nacional con el objetivo de convertirse en un socio fiable de los comercios locales. Quieren ser un aliado en medio de la tormenta. Y, para ello, quieren impulsar el escaparate virtual no sólo entre grandes empresas, sino también entre las pymes, que a día de hoy siguen sin sacarle todo el jugo al e-commerce.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad