Fotografía: Lukenn Sabellan

Cómo Netflix o HBO van a evitar que los usuarios compartan contraseñas

stop

Las principales plataformas de streaming planean implantar la identificación biométrica, como la huella dactilar, para evitar la compartición de contraseñas

Madrid, 13 de noviembre de 2019 (18:05 CET)

El uso compartido de las contraseñas de acceso es uno de los grandes problemas para las plataformas de streaming. Sin embargo, las grandes compañías del VOD (vídeo bajo demanda, por sus siglás en inglés), entre las que se encuentran Netflix, Amazon PrimeHBO, planean llegar a un acuerdo para implantar la identificación biométrica con el objetivo de limitar esta clase de práctica entre sus usuarios. 

De hecho, el director financiero de Netflix, Spencer Neumann, ya adelantó hace unas semanas que la plataforma planea limitar el préstamo de contraseñas. "Seguimos monitorizando esta situación, estamos observando y buscaremos formas amigables con los clientes". Según Bloomberg, la productora de series trabaja en un pacto con uno de sus rivales, HBO, y con cadenas de televisión por cable que utilizan el mismo sistema de acceso. 

La  solución para acabar con el uso compartido de las contraseñas pasa por incorporar técnicas de identificación biométrica como la huella dactilar para poder acceder a los servicios. Otra de las opciones que manejan las grandes distribuidoras es la de obligar a los usuarios a cambiar sus propias contraseñas periódicamente. En cualquier caso, la solución que determinen será la misma para todas las plataformas. 

El impacto de lo que las compañías denominan un nuevo tipo de "piratería digital" se aprecia, sobre todo, en sus cuentas. Un estudio elaborado por la compañía Cutting Cord calculó que Netflix deja de ganar 2.300 millones de dólares -unos 2.000 millones de euros- al año por estas prácticas. Otra de las conclusiones del estudio es que los milenials son los que más comparten contraseñas tanto de Netflix como de Hulu (18% y 20%, respectivamente).

Además, casi un 60% de los encuestados afirma que, si no pudieran acceder de forma ilegal al servicio de Netflix, sí que lo pagarían. Paralelamente, de los usuarios de Hulu y Prime, un 38% y un 28% respectivamente afirmaron que también contratarían sus tarifas si no pudieran seguir usando las plataformas de la misma manera. 

Los jóvenes, los más propensos a compartir contraseñas

"Si le preguntas a cualquier grupo de jóvenes si alguna vez pagarán por Netflix o servicios de VOD, la respuesta es inequívocamente negativa", aseguró Mike McCormack, analista de la firma Guggenheim Securities, en una entrevista concedida a Bloomberg. En términos generales, un estudio de la firma británica Comparitech cifró en un 45% el porcentaje de usuarios de Netflix que comparte sus datos

El mismo informe estipuló que un 75,6% de la generación Z (los nacidos entre 1990 e inicios de la década de los 2000) de los menores de 30 años que considera que está bien compartir las contraseñas. Además, el mismo estudio señala que, de la generación milenial, la anterior a la Z y que comprende los nacidos a partir de los 80, el porcentaje es del 63,4%. 

Precisamente, el informe de Cutting Cord refleja otro dato que juega en contra de los jóvenes: el 48% accede a las plataformas a través de las cuentas de sus padres, mientras que un 14% usa la identifación de algún hermano. En total, el periodo medio de 'piratas' que usan los servicios es de 26 meses, lo que les supone un ahorro de más de 200 dólares -unos 180 euros- siguiendo las tarifas de Estados Unidos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad