Fotografía: Volkswagen AG

Volkswagen ha visto las orejas al lobo y apuesta por la micromovilidad

stop

La compañía apuesta firmemente por los medios de transporte urbanos alternativos y sostenibles. Estas son su propuestas

Madrid, 05 de julio de 2019 (10:14 CET)

Las marcas automovilísticas Audi, Seat, Skoda y Volkswagen tienen en común que pertenecen al mismo grupo empresarial. Y también tienen en común que todas ellas han comenzado a ofrecer sistemas de transporte alternativos y centrados en la micromovilidad.

El término micromovilidad engloba soluciones de transporte de personas aplicables al primero y último tramo de los trayectos diarios (también conocido como "la última milla") que normalmente se desarrollan en entornos urbanos.

La micromovilidad engloba patinetes, bicicletas y escúters eléctricos, y cualquier otro sistema de transporte de pequeñas dimensiones y propulsión, como los Segway. En trayectos interurbanos la micromovilidad complementa otros medios de transportes primarios, como el tren o el autobús e incluso el coche particular.

Pero en los trayectos urbanos la micromovilidad tiene el potencia de satisfacer las demandas de transporte diarias y funcionar como medio de transporte primario, sin complementar otros sistemas de transporte más costosos, menos flexibles y que tienen una mayor huella medioambiental.

Hacia la la desaparición de los coches en las ciudades

Según Volkswagen este tipo de vehículos tienen el potencial de cambiar la movilidad en las ciudades y aprovechar la capacidad limitada del espacio destinado al tráfico rodado de forma más eficiente. En cierto modo Volkswagen se anticipa a "la desaparición de los coches en las ciudades", dicen en Forbes.

Esta transformación está impulsada por un cambio cultural, una mayor conciencia social y por "inminentes restricciones a la circulación" dentro de las ciudades para mejorar la calidad del aire de las ciudades y mejorar la circulación.

En un reciente artículo publicado por la compañía alemana, Volkswagen admite abiertamente que quienes viven en la ciudad "ya no dependen necesariamente del coche."

Como alternativas cada marca del grupo Volkswagen ha comenzado a ofrecer medios de transporte "urbanos, innovadores y sostenibles", según la compañía.

SEAT Minimó. Fotografía: Volkswagen AG
Fotografía: Volkswagen AG

El Seat Minimó es la propuesta de microvehículo eléctrico y conectado que, según la compañía, aúna lo mejor del automóvil y lo mejor de la motocicleta: un vehículo de cuatro ruedas que ocupa la mitad de espacio que un coche, una superficie similar al de una motocicleta, según la compañía.

Fotografía: Volkswagen AG
Fotografía: Volkswagen AG

Además Seat planea adentrarse en el negocio del patinete eléctrico compartido de la mano de la plataforma UFO con el patinete eléctrico eXS, desarrollado junto a Segway, del cual la compañía ya ha vendido más de 7.000 unidades solo en España.

Fotografía: Volkswagen AG
Fotografía: Volkswagen AG

En el caso de Audi el patinete E-tron es algo más pequeño y fácil de transporta y dispone de cuatro pequeñas ruedas. El prototipo inicial está planteado para la movilidad dentro de instalaciones cerradas, tanto públicas como privadas.

Fotografía: Volkswagen AG
Fotografía: Volkswagen AG

Bajo la marca Streetmate Volkswagen planea comercializar un híbrido entre un patinete que se conduce sentado y las prestaciones de una bicicleta eléctrica, para que sirva como alternativa al coche para distancias urbanas de medio recorrido. El Streetmate tendría una autonomía de 60 kilómetros y una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora e incorpora tecnología propia de los vehículos convencionales como frenos de disco con sistema ABS.

Fotografía: Volkswagen AG
Fotografía: Volkswagen AG

Además Volkswagen tiene previsto comercializar una "versión comercial" denominada Cargo e-Bike con capacidad y espacio para transportar hasta 210 kilos de carga, y también el patinete Cityskater de tres ruedas, con dos delante y una detrás. Según Volkswagen el Cityskater se maneja de forma parecida a los esquís, cargando el peso del cuerpo sobre una u otro pierna según hacia dónde se quiera ir.

Fotografía: Volkswagen AG
Fotografía: Volkswagen AG

Algo más conservadora es la bicicleta eléctrica que Skoda comercializará con la marca Klement. Según la compañía Klement está dirigida principalmente a jóvenes que necesitan una alternativa al coche para desplazarse de forma ágil y respetuosa con el medio ambiente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad