Empleados de Blue Origin acusan a Bezos de crear un ambiente tóxico y sexista

Una carta abierta recoge que un grupo de antiguos y actuales empleados cree que la empresa sacrificó la seguridad y creo un ambiente tenso

Empleados de Blue Origin acusan a Bezos de crear un ambiente tóxico y sexista. / EFE

Una carta abierta escrita por un grupo que se describe a sí mismo como “21 antiguos y actuales empleados de Blue Origin” acusa a Jeff Bezos y a la compañía de sacrificar la seguridad en un esfuerzo por ganar la carrera espacial contra otros multimillonarios y de crear una cultura de empresa plagada de sexismo.

“Competir con otros multimillonarios —y ‘progresar para Jeff’— parecía tener prioridad sobre las cuestiones de seguridad que habrían ralentizado el programa”, critica Alexandra Abrams, ex jefa de comunicaciones de los empleados de Blue Origin, que escribió junto a 20 empleados anónimos actuales y anteriores de la empresa.

El texto acusa a Blue Origin y a su fundador, Jeff Bezos, de fomentar una cultura de toxicidad y sexismo. Afirma que las preocupaciones de los empleados sobre la seguridad de varios de los cohetes de Blue Origin habían sido suprimidas mientras el multimillonario se apresuraba a competir con el CEO de SpaceX, Elon Musk, y el fundador de Virgin Galactic, Richard Branson.

La carta dice también que muchos de los empleados actuales y exempleados del grupo no se sentirían seguros volando en un vehículo de Blue Origin, ya que creen que la empresa no seguía las medidas de seguridad adecuadas y había puesto a prueba los límites de sus empleados mientras corría para competir. 

Imagen de la vista general del edificio Spaceport America, que pretende ser un punto de referencia para el turismo espacial en los próximos años. EFE/ Antoni Belchi

Business Insider no ha recibido respuesta de Abrams sobre la verificación de los múltiples firmantes, pero Fortune informa de que ha hablado con 5 de ellos. Los firmantes anónimos citan acuerdos de no divulgación y no separación, así como el miedo a las represalias de la empresa, según Fortune CBS.

Más de mil preocupaciones por la seguridad

Abrams ha declarado a la CBS en una entrevista que en 2018 un equipo había documentado más de 1.000 preocupaciones de seguridad con los cohetes que impulsan las misiones de Blue Origin.

Cuenta que cuando citó las preocupaciones de los empleados sobre la seguridad a la dirección, le dijeron que la persona no tenía una “tolerancia al riesgo lo suficientemente alta”. El empleo de Abrams fue rescindido en 2018: le dijeron que los ejecutivos sentían que ya no podían confiar en ella.

El ensayo acusaba a otro ejecutivo no identificado de referirse a menudo a las mujeres con palabras despectivas como “niña” y “muñeca”. El ensayo cuenta que las empleadas se advertían mutuamente de que debían evitar a estos ejecutivos.

“Cuando Jeff Bezos voló al espacio este julio, no compartimos su euforia. En cambio, muchos de nosotros observamos con una abrumadora sensación de malestar”

Un representante de Blue Origin no ha hecho referencias a los problemas de seguridad, pero ha declarado a Business Insider que la empresa no tolera el acoso y que investigará las denuncias. La compañía también ha dicho que Abrams fue despedida después de repetidas advertencias sobre las regulaciones federales de control de exportaciones, aunque Abrams mantiene ante CBS que nunca recibió las advertencias.

Abrams señala que aunque los trabajadores del grupo estaban entusiasmados con la misión de Bezos de explorar el espacio, se desilusionaron rápidamente con la cultura laboral de la empresa.

“Muchos de nosotros hemos pasado nuestras carreras soñando con ayudar a lanzar un cohete con tripulación al espacio y verlo aterrizar con seguridad en la Tierra”, recoge el ensayo. 

“Pero cuando Jeff Bezos voló al espacio este julio, no compartimos su euforia. En cambio, muchos de nosotros observamos con una abrumadora sensación de malestar. Algunos de nosotros no pudimos soportar mirar en absoluto”, lamenta.

Los líderes ignoraron el acoso sexual

Abrams también ha detallado numerosos informes de acoso sexual que, según ella, los líderes ignoraron.

El ensayo también recoge que numerosos ejecutivos habían sido acusados de degradar a las empleadas de Blue Origin. Un hombre que era cercano a Bezos y al CEO Bob Smith fue promovido a pesar de enfrentarse a acusaciones de acoso sexual, según la carta. El mismo ejecutivo fue destituido después de enfrentarse a acusaciones de haber manoseado a una colega, según Abrams.

“No se puede crear una cultura de seguridad y una cultura del miedo al mismo tiempo”

“Si la cultura y el ambiente de trabajo de esta empresa son un modelo para el futuro que imagina Jeff Bezos, nos dirigimos en una dirección que refleja lo peor del mundo en el que vivimos ahora y que necesita cambiar urgentemente”, añade el ensayo.

Blue Origin lanzó su primera misión humana en julio, que llevó a Bezos y a otras 3 personas al borde del espacio. La empresa espacial tiene previsto lanzar otra misión el 12 de octubre.

Abrams ha dicho a CBS que tenía grandes esperanzas en Blue Origin y su misión, pero que sentía que la cultura de la empresa acababa por inhibir el “sueño utópico” de Bezos.

“No se puede crear una cultura de seguridad y una cultura del miedo al mismo tiempo”, critica Abrams: “Son incompatibles”.

Noticia original: Business Insider

Autoras: Sinéad Baker y Grace Kay