Huawei se suma a la guerra del algodón chino: elimina las app de Adidas y Nike

El boicot de China hacia gigantes textiles por el algodón de Xinjiang sigue cobrándose víctimas, tras la polémica por los trabajos forzosos de los empleados

Una tienda de Huawei en China. Foto: EFE/AP

La guerra entre China y algunos gigantes textiles occidentales por el conflicto del algodón en la región de Xinjiang sigue cobrándose víctimas. Ahora, Huawei ha decidido eliminar a los gigantes de la moda deportiva Nike y Adidas de su servicio de aplicaciones, tal y como recoge el diario South China Morning Post. 

Para entender el germen de conflicto hay que echar la vista atrás unos meses, cuando la cadena sueca H&M difundió un comunicado en el que anunciaba que dejaría de usar algodón de Xinjiang por los trabajos forzados a los que se somete, según diversos informes, a la minoría musulmana uigur en esa región china. 

Ante estas acusaciones, China se revolvía y llamaba al boicot hacia marcas extranjeras. Todas aquellas compañías, que además de H&M quisieron también desvincularse de toda relación comercial con las fábricas de algodón de la región china, han visto caer sus acciones o perder presencia en el tejido empresarial chino como es el caso del Iniditex y ahora Nike y Adidas. 

Nike, a través de un comunicado, señaló su “preocupación” por los informes de trabajo forzoso en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, al tiempo que la compañía confirmaba con su red de proveedores contratados en la zona no utiliza material de esta región al oeste de China. 

En esta misma línea, Adidas indicaba que la compañía alemana nunca había fabricado productos en Xinjiang y que no tiene relación contractual con cualquier proveedor de Xinjiang.

El hecho de que la región de Xinjiang cope el 20% de la producción mundial de algodón no ha hecho sino provocar que China y su red empresarial se revuelva con contundencia ante estas acusaciones. Prueba de ello es que hoy mismo en los dispositivos de Huawei las aplicaciones de Nike y Adidas no estuviesen disponibles para descargar. 

En España, al menos por el momento, en los dispositivo de Huawei siguen estando disponibles ambas aplicaciones, tanto las especificas para entrenamientos como las que permite las compras online. Como suele ser habitual en la búsqueda salta un mensaje de advertencia para explicar que se trata de una aplicación de terceros, pero desde la app store  te permite su descarga. 

aplicaciones Nike y Adidas

Asimismo, el boicot ha seguido ganando aliados en otros sectores de gran calado en la población china. Es el caso de Eason Chan, estrella de Hong Kong de Canto-pop que anunciaba que cortaba sus lazos comerciales con los gigantes de la ropa deportiva.

No obstante, ambas marcas deportivas aún siguen disponibles en la App Store de Apple, y este lunes se pueden encontrar en las principales plataformas de comercio electrónico chinas como Taobao, JD.com y Pinduoduo. Menos suerte ha tenido la cadena sueca H&M que el pasado jueves dejó de aparecer en estas últimas webs, tal y como recogía Efe.

Asimismo, varias empresas tecnológicas chinas han borrado la presencia virtual de esta empresa. Así bien, las búsquedas de “H&M” y “HM” no arrojaron resultados en las aplicaciones de mapas, los sitios de comercio electrónico, las aplicaciones de transporte y las plataformas de entrega de alimentos de China. 

La bomba expansiva también ha tocado de lleno al gigante Inditex

Tal es la magnitud del conflicto, y sus posibles consecuencias, que la marca propietaria de Zara decidió eliminar de su web un comunicado en el que explicaba su política de tolerancia cero frente al trabajo forzoso. Asimismo, este documento señalaba que el grupo no tenía vinculación comercial con ninguna fábrica de Xinjiang. 

El medio de comunicación Quartz se hacía eco de la información y conseguía recuperar una versión del documento con fecha del pasado diciembre. En él, Inditex tildaba de “muy preocupantes” estas informaciones, al tiempo que explicaba que tras una investigación interna, el grupo textil confirmaba que no tenía relaciones comerciales con ninguna fábrica de Xinjiang.

¿Por qué estalla el conflicto ahora?

Básicamente porque, por primera vez, otras potencias mundiales señalaban directamente a China. A principios de la semana pasada, la Unión Europea aprobaba sanciones contra el régimen de Pekín por violación de derechos humanos. Esta vez sí incidía en el trato que reciben los musulmanes uigures, especialmente en la región de Xinjiang.

Asimismo, el pasado mes de febrero y a menos de 24 horas de dejar el cargo de Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo anunciaba que el Gobierno chino había cometido “genocidio y crímenes contra la humanidad” en su campaña de represión contra los uigures, una etnia musulmana que vive en la región de Xinjiang, al oeste de China, tal y como recogía El Confidencial.

Unas semanas antes, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU prohibía la importación de algodón de Xinjiang por estar empleando “trabajo forzoso” así como estar llevando a cabo otras violaciones de derechos humanos.

Noticia original: Business Insider

Autora: Marta Godoy