Más altos cargos y ediles vacunados: la directora de Salut Pública de Valencia y el alcalde de Benlloc (Castellón)

El Consell fulmina al primer alto cargo de la consellería de Sanitat por inyectarse fuera del protocolo

vacuna

Sigue el goteo de altos cargos en la Comunitat Valenciana. Si anoche la consellería de Sanitat Universal fulminó a la directora de Salud Pública de Valencia por inyectarse el fármaco sin respetar el protocolo de vacunación, ahora el PSPV ha suspendido a otro alcalde por saltarse la cola en Benlloc (Castellón).

La ejecutiva provincial de los socialistas valencianos en Castelló ha decidido expulsar del partido al edil del municipio, Àngel Ribés, tras conocerse que es uno de los cargos públicos a los que la Generalitat investiga por inyectarse el fármaco fuera de plazo. El perfil del primer edil no se ajusta a los grupos de riesgo correspondientes de la primera etapa.

La ejecutiva socialista ha tomado la decisión tras escuchar al propio alcalde, a la gestora que dirige la agrupación local de Benlloc y a los responsables comarcales del partido. Además, se ha informado a la ejecutiva nacional del PSPV. La suspensión de militancia será comunicada a la ejecutiva federal para que tramite el correspondiente expediente al alcalde.

«Hemos querido actuar con rapidez y con contundencia. Hemos dicho desde el primer momento que no vamos a consentir este tipo de actitudes insolidarias. Somos un partido que siempre ha defendido el bien común por encima de intereses individuales y así lo seguiremos haciendo», defienden desde el PSPV.

Bonig critica el cese de la directora de Salud Pública en Valencia

El PP ha sido muy duro con con el cese. La presidenta de los populares, Isabel Bonig, ha explicado que la directora de Salud Pública de Valencia carecía de instrucciones específicas en el caso de que hubiera dosis sobrantes de los viales de Pfizer, y ha denunciado que el Consell «está más preocupado por tapar la verdad».

Así se ha pronunciado Bonig en una intervención ante los medios frente al hospital de campaña de València, donde ha afirmado: «Resulta que se le destituye porque no había protocolo de vacunación», lo que a su juicio, «ha demostrado que el plan del plan de vacunación es un desastre».

«Dentro de la propia Generalitat unos dicen que no hay protocolo, la directora general de Salud Pública dice que sí se habían dado instrucciones», ha indicado antes de manifestar que «no hay nadie al volante en la Generalitat en la peor crisis económica, social y sanitaria», lo que considera «muy grave».