Puig y Oltra maniobran con sus agendas para invisibilizar a Podemos

Los líderes del Partido Socialista y Compromís se citan para discutir los Presupuestos una hora antes de la comisión de seguimiento del pacto del Botànic

8011460696001

La coalición del Gobierno de la Comunidad de Valencia vive uno de sus momentos más frágiles desde que se acordó la formación de un tripartito de izquierdas en el inicio de la legislatura. El Partido Socialista y Compromís han contraprogramado sus agendas para invisibilizar la reunión de la comisión de seguimiento del pacto del Botànic, un encuentro clave para que Unidas Podemos repase las estrategias políticas que se han puesto en marcha en los últimos meses. 

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y su número dos, Mónica Oltra, han decidido fijar el miércoles como el día clave para discutir sus diferencias sobre los Presupuestos de la Comunidad Valenciana del 2021. Una importante reunión que marcará el futuro de la región y que se ha programado apenas una hora antes del encuentro entre todos los miembros del tripartito.

La decisión no solo permite invisibilizar las propuestas de Unidas Podemos, imprescindible en la aritmética parlamentaria para mantener el futuro del Gobierno, sino que también servirá como cortafuegos ante las críticas de la formación morada por la incesante tensión en el seno del Ejecutivo.e. En la mesa de los partidos se iba a discutir, precisamente, los enfrentamientos públicos que han protagonizado en la última semana Puig y Oltra.

La decisión ha sentado muy mal en el seno del partido morado que considera el movimiento como “una batalla de liderazgos” que no beneficiará a los valencianos. «Parece que no les importen los problemas reales del Botànic”, han informado fuentes de Unidas Podemos a El Mundo.

PSOE y Compromís airean públicamente sus trapos sucios

La decisión de Ximo Puig y Mónica Oltra se produce tras varios días de alta tensión entre los dos partidos principales de la coalición. La vicepresidenta de la región fue la encargada de airear públicamente sus críticas contra el número uno, después de que el presidente le dejase fuera de la elaboración del plan de recuperación económica tras el coronavirus.

Oltra afeó este desplazamiento en su cuenta oficial de Twitter y obtuvo una rápida respuesta del bloque socialista que salió a arropar a su presidente. La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, acusó a la líder de Compromís de “deslealtad” y le invitó a hacer propuestas que sumen para frenar la crisis de la Covi-19. “Desde que ha empezado esta pandemia, yo he seguido estas premisas: aporta o aparta”, sentenció. 

Ahora, los dos líderes valencianos quieren cerrar este capítulo con una reunión sobre los Presupuestos que lime las asperezas y reconduzca su relación. Sin embargo, quieren correr una tupido velo e impedir que Unidas Podemos gane protagonismo.