Sánchez cumple 10 meses del bloqueo a la ampliación del Puerto de Valencia que le pide sus socios de ERC

La patronal CEV asegura que la paralización de la ampliación por las "supuestas negociaciones, no oficiales, pero puede que oficiosas" con los independentistas catalanes afectan a la economía del conjunto de España

El diputado de ERC Gabriel Rufián (i), el presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez (c) y la ministra de Economía en funciones Nadia Calviño. EFE/Kiko Huesca

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Pedro Sánchez cumplió ayer 10 meses de ninguneo a Valencia y, en concreto, a la ampliación del Puerto de Valencia que activará más de 1.100 millones de euros de inversión en la ampliación norte. Desde el Puerto de Valencia ya se ha recopilado todos los informes y se han conseguido todas las informaciones pertienentes. Sólo falta un simple trámite admnistrativo que consiste en que el Consejo de Ministros de cuenta de la aprobación de la inversión en el recinto valenciano.

El pasado 2 de diciembre de 2022, el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia dio el visto bueno, en sesión extraordinaria, a la «propuesta de aprobación del proyecto constructivo del muelle de contenedores de la ampliación norte del Puerto de Valencia«. Desde entonces, la ampliación norte del puerto ya está aprobada y sólo falta pasar por el trámite de que el consejo de ministros sea informado como ocurre con toda inversión que supera los 12 millones de euros. En esta ocasión son más de 1.100 millones de euros.

Desde la patronal autonómica CEV se incide en esta idea ya que «el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia ya aprobó la inversión que debe realizar el Puerto para adecuar la nueva terminal de contenedores. Por tanto, sólo queda una actuación y es la autorización que debe realizar el Consejo de ministros para dar el visto bueno a la decisión aprobada en el seno del consejo de administración del puerto. Sólo queda ese paso.

Tal y como ya informó Economía Digital hace una semana, cuando puso de relieve que las presiones de ERC estaban paralizando las inversiones en el puerto de Valencia, la preocupación ha ido creciendo conforme se acerca el pacto entre Pedro Sánchez y los independentistas catalanes. En ese sentido, la CEV ha apuntado: «Esperamos que esas supuestas negociaciones, no oficiales, pero puede que oficiosas, no deriven en la paralización de la terminal norte del Puerto de Valencia. La competencia entre comunidades es entendible pero también debe ser responsable, igual que debe serlo la actuación del Gobierno, al que pedimos que actúe con visión del conjunto del Estado y no acepte unas presiones que podrían derivar en un conflicto interterritorial».

La patronal incide en que el Puerto de Valencia es, en estos momentos, «el número uno del Mediterráneo en import-export de contenedores y el cuarto de Europa. La Comunidad de Madrid está representada en un 25% dentro de esos movimientos económicos, dado que el origen/destino procede de esa comunidad». Por tanto, la paralización de la ampliación norte del puerto, cuyas obras del dique ya están hechas desde hace más de 10 años, no sólo afectan a la capacidad de exportación de la Comunidad Valenciana sino de, especialmente, el centro de España.

La ampliación del Puerto de Valencia, especifica la CEV, significa una inversión en torno a los 1.200 millones de euros y la creación de 7.000 puestos de trabajo. «Por tanto, esta situación no refleja un problema únicamente de la Comunidad Valenciana, sino que también afecta a la economía del país».

«Por todas estas razones, la ampliación del Puerto de Valencia es un proyecto necesario e innegociable para la Comunitat Valenciana, como también debería serlo, por las mismas cuestiones, para toda España», concluye la patronal.

Mazón alerta de la «agenda oculta» de Sánchez

Carlos Mazón, presidente de la Generalitat, alertó ayer de la «agenda oculta» que tiene Pedro Sánchez, presidente del gobierno en funciones. Aseguró que hay un mensaje «mucho más inquietante» que el de los plazos constitucionales para la formación de Gobierno y es «que nos digan la verdad».

En este sentido, el presidente de la Generalitat pidió «que nos digan si hay agenda oculta, que nos digan qué se está negociando debajo de la mesa, que nos digan todo lo que nos estamos enterando a medias, todas esas sugerencias, todos esos posibles chantajes».

Y Mazón lanzó las siguientes preguntas: «¿Qué se está negociando? ¿Tiene que ver con la Comunitat Valenciana? ¿Tiene que ver con el Puerto de Valencia? ¿Tiene que ver con que sigamos sin tener agua? ¿Tiene que ver con que sigamos siendo los últimos en los Presupuestos Generales del Estado? ¿Tiene que ver con que tengamos la peor financiación de toda España para beneficiar los que negocian por debajo de la mesa? ¿Hay agenda oculta?»

A las que continuó con: «¿Por qué tenemos la sensación de que sí que la hay? ¿Por qué no se habla con transparencia por parte del que quiere ser presidente del Gobierno? ¿Por qué no se dice la verdad a los españoles? ¿Por qué no se dice la verdad a los valencianos, que estamos siendo maltratados por Pedro Sánchez? Esta es la pregunta que tiene que responder rabiosamente ya de manera urgente porque, sino lo hace, será un presidente indigno».

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta