Carlos Mazón, un casadista con palmarés para liderar el PPCV

En 2019 fue el único candidato del PP en la Comunitat Valenciana que logró una institución regional

8013323703001

El presidente de la Diputación alicantina lleva 22 años ocupando cargos públicos. Foto: EFE/ Juan Carlos Caval

Carlos Mazón es el nombre que lleva resonando en el PPCV desde hace semanas como el candidato escogido por la dirección nacional para presentarse como candidato a las primarias del próximo congreso regional. Actualmente, es el presidente de la Diputación de Alicante, cargo que ocupa desde 2019.

El ‘popular’ nació en la ciudad de Alicante en 1974 (47 años). Es el único que consiguió en las últimas elecciones autonómicas (2019) que el PP gobernase en una institución regional. Por ello, es una pieza clave en la regeneración del partido, al igual que se dice del presidente de la dirección nacional, Pablo Casado.

Es licenciado en Derecho por la Universidad de Alicante, comenzó su carrera laboral en 1999 como director del Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ). En su paso por la GVA en 2003, mantuvo un contacto muy estrecho con el ‘expresident’, Eduardo Zaplana, dado que él ostentaba la Dirección General de Comercio y Consumo.

El político deja ver en sus redes sociales que siente un gran arraigo a su tierra, en concreto a Alicante y su gastronomía. También se muestra como una persona muy familiar que le gusta pasar su tiempo libre con los suyos paseando o yendo a ver partidos de fútbol. Entre sus aficiones se encuentra el running y leer autores como Stefan Zweig, Walt Whitman o Antonio Basanta.

Asimismo, aprovecha algunas de sus publicaciones para recomendar series de abogados o documentales dirigidos por alicantinos. Mazón se declara «admirador de las personas que dedican su vida a profesiones vocacionales» como los policías, bomberos, militares, maestros, médicos, artistas y las trabajadoras sociales, a las que dedicó su último artículo publicado en El Mundo.

Es un hombre que sigue las tradiciones de su tierra y quizá por ello, es católico, incluso forma parte de la cofradía de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de las Angustias de Alicante. Por otro lado, describe a la Constitución de 1978 de la siguiente forma: «El documento más importante. El que nos une como país y como pueblo».

Su discurso

Las línea del discurso de Mazón se caracteriza por el rechazo tanto a la Ley del Plurilingüismo y sus críticas al gobierno del Botánico. Respecto al primero, el presidente ha mantenido que la medida «coarta la libertad de los progenitores a elegir la educación de sus hijos y del profesorado a la hora de decidir sus propuestas educativas».

8013323683001
Carlos Mazón durante una rueda de prensa tras anunciar que se adherirá a la declaración institucional en defensa del trasvase Tajo-Segura suscrita por Andalucía y la Región de Murcia. Foto:EFE/ Juan Carlos Caval

El ‘popular’ señaló que por parte del Consell existe una «imposición lingüística» en la que están calcando el «modelo de inmersión catalán». De hecho, calificó al Botànic de «nacionalista, al margen también del tic comunista de incluir el nivel de la imposición».

Por otra parte, en cuanto a las críticas que dirige a la Generalitat, Mazón ha tenido algún conflicto directo con el ‘president’, Ximo Puig. Uno de ellos, se produjo hace unas semanas por el Plan Resistir, en el que Puig criticaba que la Diputación de Alicante no hubiese aportado los 14,7 millones de euros que le correspondían.

El presidente de la Diputación ha mantenido reuniones con los presidentes autonómicos de Murcia y Andalucía

A esto, el ‘popular’ respondió calificando las ayudas de «incompletas, insuficientes y con defectos en los plazos«. De hecho, el alicantino se ha reunido en alguna ocasión con el presidente de Murcia, Fernando López (PP), y el de Andalucía, Juan Manuel Moreno (PP). Mientras, Puig estaba reunido con la presidenta de Baleares, Francina Armengol (PSOE).

El PPCV lleva dos legislaturas sin conseguir la victoria electoral en el Consell, tras trece años y cuatro presidentes, el partido perdió la mayoría absoluta. Con Carlos Mazón se espera que el público perciba la imagen de regeneración dentro del partido y lograr una de las CC.AA. clave para llevar a Pablo Casado a la Moncloa.