Blesa, imputado de nuevo

stop

El juzgado de Madrid sienta de nuevo al ex presidente de Caja Madrid por la compra del City National Bank de Florida

Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid | EFE

07 de enero de 2014 (20:14 CET)

El ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, está de nuevo imputado por la compra del City National Bank de Florida. El nuevo juez instructor del caso tras la recusación de Elpidio José Silva, Juan Antonio Toro, ha dado un espaldarazo a la tesis de su colega. El ex banquero tendrá que declarar ante el juzgado de Instrucción de Madrid el próximo 24 de enero para dar explicaciones sobre la operación firmada en 2008.

La justicia quiere averiguar si incurrió en un delito de abuso de posición dominante y administración social fraudulenta en la transacción. La imputación también afecta a otros siete antiguos directivos de la entidad financiera. Están llamados a declarar el ex director general financiero, Gonzalo Alcubilla, Fernando Sobrini y Luis Crespo, y el que fuera director general de Negocio Matías Amat. Finalmente, deberá comparecer ante el magistrado el ex consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez Lozano, directivo del banco.

Investigación

Toro ha movido ficha a raíz de una querella presentada por el sindicato Manos Limpias. Para esclarecer el caso, ha solicitado también al Banco de España que informe sobre el control de la operación y que deje claro a partir de qué importe es necesaria una autorización para comprar una entidad extranjera y qué autoridad debe firmarla. Un documento que no consta en la adquisición del National Bank de Florida.

Un día antes que Blesa, el 23 de enero, comparecerá ante el Toro el representante legal de Bankia para que se pueda personar si la entidad se considera perjudicada por la transacción.

Beteta se libra de declarar

El nuevo juez instructor ha decidido que no es necesario que declare ahora el consejero de la Comunidad de Madrid Antonio Beteta (PP).

Blesa ha ido en dos ocasiones con apenas 15 días de diferencia a prisión por estos hechos. Cuando salió de la cárcel madrileña de Soto del Real el pasado junio reclamó un “juez imparcial” para dirigir la investigación. Por el momento, Toro sigue los pasos de Silva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad