En la imagen, una tienda de DIA en reformas, en Madrid.
stop

JP Morgan, banco acreedor de DIA con 90 millones de euros, sale de la empresa mientras el resto de entidades sigue negociando el acuerdo de rescate

Madrid, 09 de mayo de 2019 (10:19 CET)

Los acreedores de DIA se van poco a poco de la cadena de distribución. La banca se aleja justo antes de que posiblemente se formalice el acuerdo de refinanciación del grupo. El último en salir es JP Morgan, que ha vendido su participación en el crédito, de unos 90 millones de euros, con un descuento de un 38%.

Los compradores son hegde funds oportunistas, según publica Cinco Días. Así, dos de los 12 bancos que acompañaron a DIA desde el cierre del pasado diciembre han huido de la empresa.

El banco estadounidense es el segundo en vender, por un importe efectivo de 54 millones, su participación en el pasivo de la empresa. Antes lo había hecho Commerzbank.

Además, varias fuentes financieras aseguran que hay otras entidades tratando de colocar su porción del pasivo. Los descuentos que exigen los eventuales compradores se acercan al 40%. Los comités de riesgos de un tercio de los bancos imponen fuertes restricciones al préstamo a inversores 

Santander y BBVA, continúan en DIA

De momento quedan Santander, BBVA, Barclays, Société Générale, que lideran las negociaciones –forman el denominado G4–, Deutsche Bank, BNP Paribas, ING, Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG) Caixabank y Bankia.

El éxito de la opa lanzada por Letterone a 0,67 euros por acción está despejado, después de que la CNMV haya aceptado que ese precio es equitativo debido a que “la sociedad se encuentra, de forma demostrable, en serias dificultades financieras”.

Además, Duff & Phelps elaboró a petición de Mikhail Fridman un informe que tasa el valor de DIA en cero euros y que estaba avalado por la CNMV. En los últimos días la oferta ha cambiado y el inversor ruso ha eliminado el umbral mínimo de control del 50%, lo que resta presión a los minoritarios que quieran quedarse.

Los minoritarios se han indignado por la decisión de la CNMV que permite a Fridman controlar DIA sin el 50% de los apoyos

De hecho, la decisión de la CNMV respecto a la opa de Fridman ha indignado a parte de los accionistas de la cadena de supermercados. Las primeras manifestaciones llegaron solo dos días después de la decisión del regulador de pemitirá llevar a cabo su control de la compañía aunque no supere el 50% de los apoyos. 

El grupo de minoritarios más aguerrido y el empresario portugués, Luis Amaral, se oponen a la decisión y señalan la gestión de Fridman al frente de la opa y sus negociaciones con la banca, último escollo para inyectar 500 millones en la cadena de supermercados e impulsar el plan de transformación.

Una vez que Fridman haya firmado la paz con los bancos, este inyectará el capital necesario de forma inmediata para solventar los fondos propios negativos de la matriz, que oscilaban entre los 170 y los 180 millones, frente a los 99 de 2018.​

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad