La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez (c), durante la última junta de accionistas de los grandes almacenes. EFE/Diego Pérez Cabeza

El Corte Inglés trata de salvar el dividendo a las Álvarez y Al Thani

stop

El consejo de El Corte Inglés debe decidir si reparte los beneficios del último año pese el ERTE y el préstamo con aval del Estado

Economía Digital

La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez (c), durante la última junta de accionistas de los grandes almacenes. EFE/Diego Pérez Cabeza

Barcelona, 08 de junio de 2020 (10:17 CET)

Las familias accionistas de El Corte Inglés, algunas de las cuales viven de los dividendos de los grandes almacenes, están a punto de perder estos ingresos. La compañía mantiene contactos con los ministerios de Economía y Trabajo para tratar de salvar el reparto de beneficios a las hermanas Álvarez, la familia Gimeno, la Areces y el jeque catarí Al Thani.

El Corte Inglés cerró su último año fiscal 2019-2020 el 29 de febrero y se disponía, como cada año, a repartir los beneficios cuando el impacto de la pandemia de coronavirus lo cambió todo. El gigante de los centros comerciales presentó un ERTE para 26.000 empleados, el mayor expediente de España, y un crédito de 1.310 millones que pretende ahora que tenga el aval del Estado.

Estas dos medidas pasan una factura importante de la crisis de El Corte Inglés a las arcas públicas –dos tercios de 26.000 sueldos, además de los avales– y acogerse a ellas impediría el reparto del dividendo. Es por ello que la compañía consulta con el Gobierno si puede repartirlo o no, según explica El Confidencial, pues en realidad se trata de números negros registrados justo antes de la pandemia.

Leer más: El Corte Inglés abre en Madrid y Barcelona para salvar la mitad de su negocio

Otro argumento que utiliza el grupo que preside Marta Álvarez es que una parte importante del beneficio, más de un tercio, es para una fundación, la Ramón Areces, que se dedica a la investigación médica y científica, y cuenta con buena relación con el Gobierno de Pedro Sánchez, que estaría analizando si deja cobrar su parte de dividendo a la fundación.

El Corte Inglés repartió el año pasado un total de 75 millones de euros a sus accionistas y su consejo de administración decidirá en breve qué pasa con el de este año. Tras la Fundación Ramón Areces, que tiene el 37,4% de la empresa, se encuentra Cartera de Valores IASA con el 22% de las acciones, que fue la fuente de conflictos pues la comparten las hermanas Marta y Cristina Álvarez (70%) y Dimas Gimeno y su familia (30%).

El jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani (10%) Corporación Ceslar, de los Areces (9%), y Cartera Mancor, de la familia García Miranda (8%), completan el accionariado de El Corte Inglés. La mayoría de los ingresos de algunas de estas familias proceden de los grandes almacenes.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad