En la imagen, la nueva tienda DIA & Go.

El fondo KKR se une a la puja por comprar DIA a precio de saldo

stop

El fondo de inversión estadounidense KKR y la cadena británica Tesco valoran la compra de DIA en su peor momento bursátil

Madrid, 12 de diciembre de 2018 (04:55 CET)

KKR, uno de los grandes fondos de inversión del mundo, se ha unido a la puja para hacerse con el control de la cadena de supermercados DIA. Tras ser expulsada del IBEX y con los problemas con la deuda, la compañía vive los peores momentos de su historia en bolsa.

La compañía vale algo más de 250 millones, una cantidad ínfima para una empresa que declaró 109 millones en beneficios en unos resultados contables ahora dudosos y que están siendo investigados por la nueva directiva tras el despido de Ricardo Currás. El anterior consejero delegado fue defenestrado por los pésimos resultados de la empresa.

La fondo de inversión estadounidense que multiplica su presencia en España se une a la puja en la que ya está sumergido el magnate ruso Mijaíl Fridman, dueño de los supermercados X5, una especie de Mercadona ruso, y primer accionista de DIA. También la cadena de supermercados británica Tesco, que quiere ampliar negocios en nuestro país, se plantea opar la cadena española.

KKR busca ampliar sus negocios en España desde la apertura de las oficinas en Madrid, que están bajo la dirección de Iñaki Cobo. El fondo de inversión ha mostrado su interés por el desenlace del enorme conflicto con la compañía que arrastra deuda en máximos con al menos 1.500 millones de euros en préstamos de la banca española.

KKR ha entrado en España en empresas como Telepizza, Portaventura, Aaba y Dentix, entre otras. Comenzó operaciones en Estados Unidos en 1976 y ahora busca ampliar sus negocios en retail y distribución en Europa, según explican los portavoces de la compañía.

Retrasos en los pagos

La nueva cúpula de DIA ha explicado este martes que las negociaciones con la banca para refinanciar la deuda están avanzadas pero ha negado que se haya planteado una quita de la deuda en el corto plazo.

Pero los mercados no parecen confiados en el mensaje optimista. DIA ha cerrado este martes otra jornada negra al perder el 19% de su valor en bolsa en una sola jornada. La acción de DIA valía este martes 0,41 euros. Hace cinco años, superaba los siete euros.

El magnate ruso no parece dispuesto a desembolsar más dinero, ya que ha perdido buena parte de la inyección que aportó para hacerse con el 29% del capital con que cuenta oficialmente.

Ahora, tanto el magnate ruso como Tesco y KKR siguen de cerca las intenciones de la banca para decidir si apuestan por la compañía o si la dejan caer. Lo cierto es que la operativa no parece viable sin una inminente ampliación de capital o flexibilización de la deuda. La situación en la empresa parece empeorar cada semana.

“Los camioneros, que son trabajadores autónomos, se están quejando por los retrasos en los cobros. También han comenzado a surgir quejas por tiendas desabastecidas, no solo en DIA sino también en las tiendas Clarel. Los proveedores con deudas están comenzando a cortar el suministro”, explican fuentes cercanas a la compañía.  

Hemeroteca

DIA Supermercados
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad